viernes, 12 de mayo de 2017

Alien: Resurrección (1997)


"- Oye, Ripley, tengo entendido que ya te enfrentaste a esas cosas una vez.
- Así es.
- Joder, tía... Bueno, ¿y qué hicíste?
- Morirme.
"


Adrián: Hoy el mundo ve el estreno de Alien: Covenant. Y a pesar de nuestra apretada agenda, nos quedaba repasar la última película de la saga Alien per se. Ya si eso veremos si hablamos del universo extendido con Prometheus o combates contra Predators. Pero de momento estamos ante la película favorita de Jorge, Alien: Resurrección.

Jorge: Hombre, hablaremos de Prometheus, que no deja de ser una precuela, más que parte del universo extendido. Y luego, de la nueva Alien: Covenant. Dos películas que, sin duda, y lo digo sin haber visto todavía esta nueva, son infinitamente mejores que Alien: Resurrección. Pero porque lo que hizo Jeunet es una puta mierda de proporciones bíblicas. Cuenta tú de qué va esto, anda, que a mí me provoca úlceras.

A: Si os acordáis, Ripley se suicidaba para acabar con el Alien de su interior. Sin embargo, aquí deciden dejar vacío de significado su sacrificio y la clonan. Y con ella a la criatura de su interior. Ya los científicos tienen a su Alien para estudiarlo pero, quién iba a sospecharlo, se escapa y se empieza a cargar a todo Cristo. Solo quedan unos contrabandistas y Ripley, que es mitad Alien ahora.

domingo, 7 de mayo de 2017

John Wick 2: Pacto de Sangre (2017)


¡Qué alguien le dé a este hombre una pistola!

Ya se viene la Fiesta del Cine de este año. Como siempre hay muchas opciones, la más importante posiblemente sea Guardianes de la Galaxia 2, pero hoy quiero hablar de una en particular que creo que va a ser la delicia a todo amante de la acción verdaderamente bien hecha. Estamos hablando de John Wick 2: Pacto de Sangre. Su primera entrega no tuvo el privilegio de ser estrenado en una sala de cines en nuestro país y solo nos ha llegado por Netflix.

Pero afortunadamente, su secuela ya se estrenó hace unas semanas. Y es un buen momento para reivindicar el cine de acción. No te hará reflexionar sobre el hombre, la vida humana y demás filosofías del mundo, pero sí que disfrutarás de gran entretenimiento. Horas de pelas, disparos y frases lapidarias. Pero es que además se puede hacer con buen gusto estético, originalidad y sin necesidad de cámaras temblorosas, slow motion y continuos cortes que te impide saber qué está pasando. Gracias a Dios existe John Wick.

sábado, 29 de abril de 2017

Alien³ (1992)


"Llevas tanto tiempo en mi vida que ya no recuerdo nada más"

Jorge: Hasta ahora, había cierto acuerdo. Aunque algunos puristas rechazan la cinta de Cameron, la mayoría coinciden (coincidimos) en que tanto Alien como Aliens merecen la pena, cada una a su manera. Ahora bien, con Alien³ comienza la división: el punto más bajo de la saga para muchos (la mayoría), una obra mediocre, pero no tan terrible como su secuela, Alien: resurrección (para otro grandísimo número de gente, aunque algo menor), y una gran película solo comparable o incluso (sic) mejor que Alien, para gente con un criterio un tanto peculiar. Adrián y yo no somos extraños a ese enfrentamiento y representamos los dos primeros grupos de gente: él cree que es la peor de la cuatrilogía central, y yo creo que es una caída que no haría sino caer más bajo. Cuenta a qué nos enfrentamos, Adri.


Adrián: Nos enfrentamos a un sinsentido que no hacía falta rodar. Es un monstruo de Frankenstein de diversas ideas que colisionan en un film que mezcla sectas religiosas, cárceles, sexo sin sentido, autopsias, cortes de pelo y embarazos no deseados. Todo un cóctel molotov que es resultado de una redacción del guión realmente traumática.


domingo, 16 de abril de 2017

Aliens: el regreso (1986)


“Aléjate de ella, ¡puerca!”

Adrián: Segundas partes no son buenas dicen. Bueno, pues James Cameron no piensa eso, sobre todo si le pones marines. Y… ah, hola, estaba imaginándome Avatar 2. Todos tenemos hobbies raros. De hecho, no sé si saldrá. Pero no nos desviemos, que vamos a hablar de otra secuela dirigida por Cameron y en la que salen marines. ¿Cuál puede ser?

Jorge: Volver o no volver, esa es la cuestión. Si es más dado al alma soportar los dardos y piélagos de la ultrajante fortuna de un mundo sin secuelas de Alien o, haciéndoles frente, pues montarnos una segunda parte en la que en el espacio todo el mundo pueda oír ya los gritos y la testosterona, y los Aliens dejen de ser un monstruo único y terrorífico para pasar a ser la diana en un juego de apuntar y disparar. La delicia de todo FPS espacial, vaya. Y no se me malinterprete: digo eso en el buen sentido, porque la vuelta de tuerca de Cameron a la saga (siempre se le dieron bien las segundas partes: ahí está la casi perfecta Terminator 2 y… y… ¿Pirañas 2? Erm… Sí) es una delicia.

A: Ahí está la clave. Ridley Scott había rodado una obra maestra insuperable. No sé si tenía por ese entonces planes de secuela, precuela o algo similar, pero lo que pasó fue que el testigo lo recogió James Cameron, que acababa de rodar la primera entrega del robot asesino que es Arnold y escribir el guión de otra secuela llena de testosterona como es Rambo: Acorralado II. Podemos adivinar que el terror sutil pero mortal de la primera desaparecería y se sustituiría con marines, Ripley en su faceta más heroica y un porrón más de bichos. Y si doy mi opinión, a Dios gracias.

jueves, 6 de abril de 2017

Yo, Robot (2004)


“-Los seres humanos tienen sueños. Los perros también, pero tú no. Solo eres una máquina. Una imitación de la vida. ¿Puedes componer una sinfonía? ¿Puedes convertir un lienzo en una hermosa obra de arte?

-¿Puede usted?”

No sería muy descabellado afirmar, creo, que Alex Proyas es el director de ciencia ficción a que más atención estoy dedicando últimamente. No hace demasiados meses revisioné por tercera vez esa joyita que es El cuervo, con mi hermana. Hace pocas semanas, vi por fin la brillante obra de culto que firmó con Dark Star, y ayer mismo veía su última cinta, unos Dioses de Egipto que eran un despropósito tan entretenido como absurdo.

Hoy le ha tocado el turno a Yo, Robot, una de mis películas favoritas desde que soy chico, y que la última vez que vi (con mi hermana, again), me llevó a un análisis más profundo del que hice en el primer visionado. Análisis que, al parecer, no comparto con casi nadie ahí fuera, donde la mayoría de críticas la tachan de “blockbuster superficial” (hmmm, no), “sin ningún rastro de Asimov en ella” (ehhhhh…) o “cinta mediocre sobre el poder y la avaricia” (wait, what?). He decidido dejar de hacerme mala sangre leyendo reseñas y lanzar la mía. Vamos.

La trama: el detective Spooner es un poli muy torturado de la vida que es ya perro viejo y esas cosas (Will Smith) y desconfía muy muchísimo de los robots en un mundo futuro donde estos son cada vez más numerosos y habituales. La muerte del Dr. Lanning (James Cromwell), padre de la robótica y conocido de Spooner lleva sus sospechas hasta el androide de nueva generación Sonny, y desata una carrera así como con mucha prisa para desentramar un plan maligno de esos de dominación mundial, o rebelión de robots, o cosas así en general. Ah, y están por ahí la doctora Susan Calvin (Bridget Moynahan) y el CEO genérico malo Lawrence Robertson (Bruce Greenwood). Oh, y Shia LaBeouf sin dar mucho asco (solo un poco).

lunes, 3 de abril de 2017

Ella en mi cuerpo y Él en el mio (2006)



"Un poeta maricón... ¿Quién lo hubiera dicho?"
 
Quixote: ¡Saludos y saludas, lectores y lectoras! O algo. Por azares de la vida, los tres redactores aquí presentes hemos visto una película tan maravillosa, tan bien acabada, que no hemos podido resistirnos a hacer una crítica en plan menage a trois.

Adrián: Yo la verdad es que he llegado tarde. Más que nada porque todavía seguía dormido tras irme de juerga. Pero el espíritu de George Best y el del rap me ha hecho levantarme para poder apreciar la posiblemente mejor película de la historia.

Jorge: Pero de qué estamos hablando exactamente. Que yo estaba aquí jugando al Super Mario Advance 4 cuando un dios olmeca me ha convocado en una pausa entre cambios de sexo a adolescentes y cosas. Pero ponenos en situación, Quixote.

domingo, 2 de abril de 2017

The Fighter (2010)


¿Eres como yo? ¿Lo bastante bueno como para pelear con Sugar Ray? Yo nunca pude ganar. Pero tú tienes que hacer algo más. Tienes que ganar un título. Por ti, por mí, por Lowell. Es tu momento. ¿Entiendes? Aprovéchalo. Yo tuve mi oportunidad y no la aproveche. ¿Vale? Ahora sal al cuadrilátero recuerda toda la mierda que has tenido que tragar. Toda la mierda que hemos tragado todos estos años y suéltala en el ring cuando salgas. El combate es tuyo
 
Pocos deportes han sido tan cinematográficos como el boxeo. Tenemos ejemplos de todo tipo: desde biopics como el de Ali protagonizado por Will Smith o Toro Salvaje de Martin Scorsese y actuado por Robert de Niro, a dramas ficticios como Million Dollar Baby de Clint Eastwood.

En Yo Me Bebo Tu Batido somos conscientes de ello y por eso tenemos pensado hacer un ciclo de cine sobre boxeo. Esperamos ser capaces de hacerlo –la constancia nunca ha sido nuestra gran virtud– al igual que pensamos seguir con nuestro repaso a la saga de Alien. Pero bueno, dejemos los planes de futuro y centrémonos en la crítica de The Fighter.

viernes, 31 de marzo de 2017

Alien, el octavo pasajero (1979)



“No tenéis ninguna posibilidad, pero... contáis con mi simpatía”

Jorge: Hace poco, Adrián me contó que iba a, o estaba en proceso de, o nosequé de un maratón de la saga Alien (no le escucho mucho, tampoco nos voy a engañar). Total, que hablando, decidimos verla (revisionarla por tercera vez, en mi caso) y traeros reseñas de todas y cada una de las cintas de este bello universo inaugurado en el Nostromo. Una cuatrilogía, dos spin-off crossover con Predator, y la primera de una nueva saga de precuelas que continuará este mayo. A ello vamos.

Adrián: Hay que calentar motores ya que dentro de poco se estrena la siguiente entrega de la franquicia que vuelve a estar dirigida por Ridley Scott. Una gran noticia porque la saga vuelve a los orígenes. Y además se entretiene el bueno de Scott y no rueda la secuela de Gladiator. Pero por si acaso alguien no sabe de qué hablamos, podrías contar de qué va Alien.

viernes, 24 de marzo de 2017

Batman contra Drácula (2005)




“I thank you for keeping my legacy alive in my absence. But now there is only room for one bat-man in Gotham”

¿Cómo? ¿Dos críticas de Jorge con menos de seis meses de separación? ¿Y ambas sobre Batman? ¡Debe de ser Navidad en Gotham!

Resulta que tras reseñar esa joya que es Batman: La LEGO Película me entró el gusanillo de ponerme al día con varias cintas que aún no había visto del universo animado DC. En Amazon Prime, concretamente, tengo unas cuantas (demasiadas) que solo estarían disponibles hasta el día 28, de las cuales me debatía Batman Beyond: El regreso del Joker y Batman contra Drácula. Una breve encuesta me decidió por esta última: el argumento de “dos murciélagos por el precio de uno” (aunque ese precio fuera = 0) es incontestable.

No sabía qué encontraría al enfrentarme a esto. Siempre me han gustado películas que enfrentan iconos de la cultura popular en combate, pero tienen a ser un festival de risas de puro absurdo (y la carátula no me inspiraba lo contrario). Había quien calificaba esta cinta de pésima, quien decía que era de lo mejor del DCAU, y quien decía que era sorprendentemente mejor de lo esperado. De los tres grupos, me identifico plenamente con el último.

viernes, 17 de marzo de 2017

El Balcón de las mujeres (2017)



Yo recé mucho a Dios. Fui la persona que más pesada que haya habido. Pero finalmente no sirvió de nada. Entonces me di cuenta que Dios está por encima de las cosas personales. Él te creo, y te dio un cerebro y un brazo fuerte para actuar.

Desde sus inicios en la Atenas Clásica con las obras teatrales de Aristofanes la comedia ha sido una de las principales formas de protesta ate las injusticias sociales. La comedia es una forma de ser ácido y crítico llegando a un público masivo. El Balcón de las Mujeres lo sabe y por eso decide combinar las escenas divertidas con la protesta y la reivindicación social.

Los ultraortodoxos en Israel – que son conocidos como jaredíes – son una sector de la población que se limitan exclusivamente al estudio de la Torá a la que siguen al pie de la letra. No trabajan en Sabbath – muchos ningún día y necesitan las subvenciones del gobierno para sobrevivir – y obligan a las mujeres que conserven el recato. Es un gra problema social en Israel por el fanatismo social  de una casta numerosa que quiere condicionar al resto a vivir como ellos consideran.

lunes, 13 de marzo de 2017

Logan (2017)



Siempre dijiste que eramos parte de un plan divino. Puede que fuésemos un error divino.

El tiempo pasa incluso también para los superhéroes. Tanto los que viven dentro y fuera de la pantalla. Hugh Jackman ha dicho basta y ha decidido guardar las garras de su personaje más icónico, Lobezno. La edad y su cáncer de piel han sido las razones que ha esgrimido el australiano para pasar el testigo posiblemente.

Pero no ha querido retirarse de cualquier manera sino por todo lo alto. No ha dudado en sacrificarse con horas de entrenamiento o reducirse el sueldo para que los guionistas tuvieran la libertad suficiente para el tono adulto y la violencia que te da la categoría “R”, que tras Deadpool da menos miedo en los sentidos comerciales.

sábado, 4 de marzo de 2017

Fences (2017)


-No es fácil para mí reconocer que he estado estancado en el mismo lugar durante dieciocho años.

-Bueno, ¡Yo he estado contigo! ¡Te he dado dieciochos años de mi vida para estar en el mismo lugar que tú!

Todos tenemos en mente a Denzel Washington como actor pero en su última película no solo es el protagonista delante de las cámaras sino también detrás de ellas. Washington se ha asegurado su papel en la ceremonia con una nominación que le permitió estar en primera fila y oficiar una boda cuando unos turistas se colaron en la ceremonia.

Washington ha decidido que su tercera película – su anterior trabajo como director es de hace diez años si no contamos un episodio de Anatomía de Grey – sea Fences, la adaptación de una obra teatral ganadora del Pulitzer. La verdad es que no se complica en la tarea de la dirección y se centra en que todo gire sobre él mismo actuando con el resto del reparto orbitando en torno a él.

miércoles, 22 de febrero de 2017

Batman: La LEGO Película (2017)




“- Master Bruce, your greatest fear is…
+ SNAKES?
- No.
+ CLOWNS?
- No…
+ SNAKE CLOWNS?
- No. It’s being a part of a family again.
- NO. NOW IT’S SNAKE CLOWNS, BECAUSE YOU PUT THAT IDEA IN MY HEAD”

Desde que viera The Flashpoint Paradox hace unos meses y me introdujera en el universo animado DC con otro puñado de títulos no me he cansado de repetir que el nivel general del mismo supera fácilmente al de las apuestas en imagen real de la competidora de Marvel (Nolan, Burton y clásicos aparte), que es… digamos “cuestionable”, por ser suaves.

Con todo, Batman: La LEGO Película nacía de manera algo distinta, y con un pasado en el que sagas como Gru, mi villano favorito ya se estrellaron. Coger el elemento definitorio de una película y construir un spin-off únicamente en torno suyo no siempre es la mejor idea, y a pesar de las risas con Batman en La LEGO Película había cierto miedo que poco a poco desterraron los tráilers.

Las buenas sensaciones se confirmaron nada más entrar al cine. Batman: La LEGO Película es tan divertida como prometía y más. Desde esos créditos iniciales narrados por Batman en tono de burla, hasta la primera pelea a ritmo de temazo heavy cantado por el propio superhéroe, pasando por el Joker haciendo pucheros o las decenas de referencias y easter eggs escondidos ya en los primeros minutos, todo apuntaba a un festival de carcajadas. Y efectivamente, lo es.

lunes, 20 de febrero de 2017

Lion (2017)


No soy de Calcuta. Soy un chico perdido.

Todos tenemos un sitio en el que nos sentimos íntimamente seguros. Siempre es confortante estar en un pueblo, una ciudad o simplemente un hogar donde estamos con los nuestros. Hay quienes lo tienen y no lo saben, y otros que lo han aprendido a través de la perdida y la ausencia.

De esto va la película nominada al Oscar Lion. Va de intentar volver a ese hogar, a ese núcleo familiar que echamos de menos por mucho que pasen los años. Va de regresar a las raíces, a la infancia y a rellenar el hueco que nos falta para seguir dando pasos hacia delante. El problema es que no se haga de la mejor forma.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Manchester By The Sea (2017)



Te dije cosas horribles por las que debería arder en el infierno […] No puedes dejarte morir así.

En toda edición de los Oscar nos encontramos a varios protagonistas comunes como el caso del biopic o del drama lacrimógeno. Normalmente estas películas destacan por servir a los actores como el trampolín perfecto para asaltar el Oscar. Este año está – por poner un par de ejemplos - Jackie de Natalie Portman y Manchester by the Sea. Hoy hablaré de esta última.

Se suponía que iba a ser el debut como director de Matt Damon pero finalmente cedió todo el poder en la dirección a Kenneth Lonergan, que había accedido inicialmente a escribir el guión. Eso si, Damon ejerció como productor y consiguió que en el proyecto participase el hermano de su mejor amigo, Cassey Affleck.

jueves, 2 de febrero de 2017

La La Land (2017)


Para todos los soñadores, tontos sin remedio, por los corazones que sufren, por el caos que provocamos.

A estas alturas de la vida creo que ya todo el que lea estas líneas tiene una idea preconcebida de La La Land. Sobre todo desde que triunfó en los Globos de Oro y se llevó una tonelada de nominaciones a los Oscar, empatando en 14 con Titanic y Eva al Desnudo. Ya hay unos fans que se han rendido al nuevo musical de Hollywood y, al mismo tiempo, unos haters que la niegan hasta el oxígeno que respira.

Damien Chazelle ya es conocido a pesar de una juventud que asusta. Ahora tiene 32 años, pero es que tenía 26 años cuando empezó a escribir el guión de La La Land. Todo ello mientras llevaba tres años en Los Ángeles sin comerse un rosco profesionalmente hablando. Es curioso que sus dos primeras películas - la primera es Whiplash que también tuvo su hueco en los premios de la Academia - sean sobre la búsqueda desesperada del éxito.

lunes, 30 de enero de 2017

Comanchería (2016)


He sido pobre toda mi vida. También mis padres. Es como una enfermedad que se pasa de generación a generación. Infecta a todas las personas que conoces. Pero no lo hara a mis hijos.

La victoria de Donald Trump no ha surgido de la nada. Los exabruptos del nuevo presidente estadounidense han sido correspondidos por una América que debe de ser analizada más allá de la ignorancia y el racismo que rezuman sus palabras. No hay que olvidarse de la desesperación y de la pobreza en la que está sumida gran parte de la población. 
 
Comanchería – al principio iba a llamarse también así en inglés pero al final paso a denominarse Hell or High Water - no es un simple western o una película de atracadores de bancos. Es un retrato inteligente de Estados Unidos, en un ambiente que recuerda a las novelas de Steinbeck, donde los bancos se han hecho dueños de todo y el individuo apenas puede hacer nada contra ellos. O eso parece.

jueves, 19 de enero de 2017

Julieta (2016)


Quise que viviéramos lejos de la culpa. Y a pesar de mi silencio, te la contagié como un virus.

Hay quienes, Dios sabe la razón, creen que Almodovar es un gran cineasta. Tanto en su comedia como cuando se centra en obras trágicas. Cuando el manchego estrena algo, sea lo que sea, lo convierte en el acontecimiento cultural mediático del año hasta un punto que es insoportable. Por supuesto tiene sus detractores, entre los que me incluyo y creo que casi todos los redactores de este blog.

Una de mis peores experiencias fílmicas fue verme enterita junto a Jorge, Pablo y algunos desdichados más – las desgracias es mejor verlas en compañía - Laberinto de Pasiones. Un horror a juego con su carrera musical. Pero bueno, hace mucho tiempo de eso, y Pedro ha ganado dos Oscars, prestigio y la enemistad de Carlos Boyero. Además, tengo buen recuerdo de Volver, estoy seguro que no voy a ver la estupidez de Los Amantes Pasajeros, y Almodóvar ha cimentado su carrera con dramas femeninos como Julieta. Puede que no vaya tan mal la cosa.

lunes, 9 de enero de 2017

American History Crime: The People vs O.J. Simpson (2016)


No me puedo imaginar a O.J. Simpson matando a Nicole. Yo le conocí una vez en un evento benéfico de golf. Era un tipo encantador.

O.J. Simpson fue uno de los grandes jugadores de fútbol americano. Pero si es conocido por el imaginario social no es por su carrera deportiva, sino por protagonizar uno de los juicios más mediáticos de la historia. Veinte años después, podemos recordarlo en la miniserie The People vs O.J. Simpson que ha sorprendido a todos y que fue capaz de arrasar en los Emmys, derrotando a Fargo, y más recientemente ha triunfado en los Globos de Oro.

Y no es para menos, es un trabajo realmente fantástico. Ryan Murphy es el productor que estuvo metido con cosas tan diversas como Glee o American Horror Story, y suma otra serie de éxito a su currículum: American History Crime. Un éxito tanto en premios como en crítica y que tendrá su continuación en una segunda temporada centrada en los sucesos posteriores al Katrina en Nueva Orleans.

miércoles, 4 de enero de 2017

La Guerra Fría a través del cine (V): Campamentos de verano en el Infierno



Hasta este momento hemos recogido las películas de acción basadas en la venganza, con un tono rayano en lo propagandístico y conducidas por un protagonista masculino de gran presencia física. Sin embargo, la celebración de la violencia y del mundo militar también encontró vías más sutiles para su expresión en dos películas clave: Oficial y Caballero (Taylor Hackford, 1982) y Top Gun (Tony Scott, 1986). 

Los niveles de testosterona y la violencia quedan ligeramente rebajados para dar prioridad a un elemento casi impensable en las películas que hemos descrito anteriormente: el romance. Si bien Rambo II incluye una historia amorosa, ésta no adquiere la misma transversalidad en el relato que en estas dos películas. Aquí el romance es un recurso narrativo que ayuda a seducir a un espectador que puede constatar las virtudes del ejército. 

martes, 3 de enero de 2017

Assassins Creed (2016)


Aunque otros hombres sigan ciegamente la verdad recuerda: nada es verdad. Aunque otros hombres se dejen coartar por la moral o la ley recuerda: todo está permitido. 
 
Los videojuegos es una de las asignaturas pendientes del mundo del cine, ya sea porque Uwe Boll se dedicó a destrozar toda saga que tuvo en la mira de su fusil, porque los que llevaron el proyecto de Super Mario deliraban o porque la saga Resident Evil se fue diluyendo con el tiempo. Alguna película de aventuras decente ha salido de Tomb Raider y Prince of Persia, pero todavía no ha habido una película de videojuegos que realmente les hiciera justicia.

Ahora llega el turno a Assassins Creed, una de las sagas que más ha marcado a los jugadores en los últimos años. Los fans quedaron totalmente impresionados por el combate a través de la historia entre templarios conspiradores y asesinos encapuchados, los viajes a través de la memoria genética, la exploración de ciudades con gran encanto como Florencia, Roma, Jerusalén, Londres, París o Constantinopla; los combates ágiles, las maniobras acrobáticas de parkour y una trama compleja. La pregunta es, ¿han sido capaces de trasladarlo a la gran pantalla?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...