lunes, 30 de noviembre de 2015

Salad Fingers (2004 – actualidad)


“I like it when the red water comes out…”

No huyáis. Sé que la sola mención de esta webserie bastará para que algunos no quieran acercarse al blog nunca más, sobre todo cuando empiece a afirmar mis motivos para creer que el protagonista es, en el fondo, muy achuchable y digno de lástima, pero… ¡eh! ¡Eh! ¿Dónde ha ido todo el mundo? En fin. Me quedaré acariciando esta cuchara oxidada…

En 2004 (si bien no sería hasta un año más tarde que el éxito sería rotundo) un señor de ideas un tanto siniestras que respondía, y sigue haciéndolo, al nombre de David Firth, creó una serie animada en flash que se convertiría en una sensación en la red: la inquietante, extraña, onírica, desagradable, malrollera y única Salad Fingers.

La historia sigue a… una especie de… ser… humanoide… verde… ¿cosa? Que, básicamente, está un poquito traumatizado de la cabeza, tiene delirios extraños, visiones, ataques de ansiedad, episodios psicopáticos, y fijación por las cosas oxidadas, la sangre y todo lo que pueda resultar asqueroso a un espectador normal. Vamos, lo típico.

jueves, 26 de noviembre de 2015

Marte (The Martian) (2015)


"No puedo contactar con la NASA ni con mi tripulación, y aunque lo consiguiera tardarían cuatro años en enviar otra misión tripulada en mi búsqueda. Y estoy en un hábitat pensado para un mes... Ante esta perspectiva tan poco esperanzadora, sólo tengo una opción: recurrir a la ciencia para salir adelante"


Antes de ir a ver Marte en la Semana del Cine, tenía la sensación de no saber con lo que me iba a encontrar. Lo último que había visto de Ridley Scott fue Exodus, cinta que, a pesar de ser entretenida, también es un despropósito de proporciones colosales. Entre esa y Prometheus... pues me dio por pensar que el hombre había empezado a chochear de forma grave. Por suerte, me equivocaba.

Porque, aunque la peli que nos ocupa no me parece, ni mucho menos, una obra maestra y tiene aspectos mejorables, sí que ofrece buenos detalles, un excelente ritmo y unas interpretaciones convincentes para relanzar, aunque sea un poco, la imagen del que en su día fue un director grande entre los grandes. ¿Qué secretos guarda la enésima película de ciencia-ficción del británico?


lunes, 23 de noviembre de 2015

Dragon Ball Super (Saga del Dios de la Destrucción) (2015)




ATENCIÓN: EL SIGUIENTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS DE LA PELÍCULA DRAGÓN BALL Z: LA BATALLA DE LOS DIOSES Y DE LOS 15 PRIMEROS CAPÍTULOS DE DRAGON BALL SUPER. LEER BAJO PROPIA RESPONSABILIDAD.


A la hora de ponerme a criticar cosas, reconozco que, cuando puedo, soy extremadamente hater. Si hay una película que me ha sentado mal lo digo con todas las letras, sin pelos en la lengua y, a ratos, alejándome de lo que se puede llamar objetividad. Evidentemente, al criticar cine, ser objetivo es bien difícil. En el campo de las series, en cambio, la cosa puede variar.

Porque las interpretaciones sobre cosas son más abundantes, porque tienen mejores y peores momentos a lo largo de su existencia y, por qué no, porque tienen espejos en los que mirarse de una forma u otra. Y Dragon Ball Super no es una excepción es este aspecto: mira de lejos, pero que muy de lejos, a sus brillantísimas predecesoras (Dragon Ball y Dragon Ball Z... excluyo a GT del asunto porque eso daría para otro artículo y porque, oficialmente, ha dejado de ser canon) y sufre de problemas y del odio de muchos fans, que la ven como una continuación pobre e injustificada.

martes, 17 de noviembre de 2015

La gran fiesta del cine con brujas, fantasmas, Johnny Depp y Raphael.

Ya ha terminado la Fiesta del Cine, esa semana en el que los cinéfilos pasamos más tiempo en un sala con una pantalla gigante y palomitas que en nuestra casa. Por supuesto, teníamos que publicar todas nuestras impresiones de las películas que vimos. Aquí dejo una crítica algo más escueta de lo habitual de cuatro películas, mientras Pablo prepara su crítica de The Martian.



Mientras Guillermo del Toro se pelea por conseguir rodar una adaptación de la novela de Lovecraft Las Montañas de la Ira, el mexicano se ha entretenido rodando robots con Pacific Rim o esta historia elegante, pero sin demasiada chicha. Previsible desde el minuto uno pero con una ambientación fantástica y una dirección marca de la casa de Del Toro, que consigue que no nos aburramos viendo la enésima película de fantasmas en la Inglaterra del siglo XIX.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

El Tuno Negro (2001)


-La vida es un culebrón, chaval, y lo malo es que al final vas y te mueres. Y si lo que quieres es emborracharte, deja de filosofar y bebe, ¡coño!.

Adrián: Hemos sobrevivido al ataque de Los Cuatro Fantásticos, aguantamos el tipo con Troll 2, e incluso nos hemos enfrentado al indie español. Pero en este blog no nos conformamos sino que buscamos más mierda. La razón puede deberse a nuestro masoquismo extremo o que ya nuestro cerebro se ha ido a la puta. Bueno, da igual. Os cuento esto porque Pablo Lafuente y un servidor hemos ido a por uno de los grandes exponentes del cine mierda patrio. Señoras y señores, con todos ustedes, El Tuno Negro.

Pablo: ¡Hola, lectores, cuánto tiempo! A ver, vamos a ir por partes. Para aclarar, diré que yo aún NO  he visto Cuatro Fantásticos. No me llama la idea y tengo mejores cosas que hacer, como darme martillazos en la entrepierna. Por otro lado, nuestra idea no era ver Tuno Negro, sino una cosa nominada al Goya llamada Hiroku y los defensores de Gaia. Porque me apetecía reírme un poco viendo una peli de animación horrenda, no por otra cosa. Pero no encontramos enlaces en el Interné y Adrián propuso esta pequeña gran abominación y, en fin… probablemente está en el Top 5 de peores cosas que hemos visto nunca. Que ya es decir, visto el nivel. ¿Detallas la majestuosa y original trama de esta obra maestra, Gándara?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...