jueves, 15 de junio de 2017

Déjame Salir (2017)

 
Te dije que no fueras a esa casa

El racismo es un tema que muchas veces se ha visto reducido en el cine al terreno histórico de 12 Años de Esclavitud y similares, pero en ocasiones tenemos ejemplos donde el racismo que sufren los afroamericanos llega a otros géneros como la comedia o el terror. Déjame Salir es uno de ellos pero además no nos habla de rednecks sureños o miembros del Ku Klux Klan. Sino blancos heterosexuales y respetables progresistas que votarían a Obama por tercera vez.

Jordan Peele no solo debuta como director, sino que lo hace a través de un género en principio ajeno ya que ha sido humorista toda su vida. Pero, a pesar de pequeñas dosis cómicas, la tensión psicológica y las paranoias mentales - no tanto el terror propiamente dicho - son quienes predominan. Para Peele conocer a unos padres blancos sin que ellos supiesen su raza era algo que el asustaba y a partir de ahí fue escribiendo el guión de esta película.

Chris Washington viaja a conocer a los padres de su novia. Algo normal, pero él es negro y ella y toda su familia blancos. Pero bueno, votan a Obama, ¿qué puede salir mal? Él primer día no parece que la cosa vaya mal, de hecho le tratan bien. Demasiado bien. Bueno, el hermano está medio loco y le habla de artes marciales mixtas e incluso quiere hacerle una llave. La cosa ya empieza a ponerse peliaguda cuando al día siguiente hay una fiesta familiar llena de blancos, que se muestran condescendientes con el pobre Chris. Que si Tiger Woods mola, que si los negros pueden pegar mejor, que si el color negro están de moda, que si la tienen más grande y alguna cosilla más. Solo falta que le digan que ellos no son racistas, que tienen un niño apadrinado en Liberia. Bueno, en vez de eso le repiten lo de Obama.

¿Qué mierda es esa de qué ha ganado Trump?

Pero es más inquietante ver como se comportan los pocos negros de allí, con modales del siglo pasado, y son los acompañantes sexuales o miembros del servicio de los blancos. Tu colega negro gordo que trabaja de policía – cliché donde los haya -te empieza a comer la cabeza con historias de esclavos sexuales. ¿Pinta mal? Pues para rematar tenemos a tu suegra, que es una terapeuta que te hipnotiza para que dejes de fumar mientras te lleva al sitio hundido de tu mente. Apaga y vámonos. Especialmente esto último. Antes de que sea demasiado tarde.
Peele tiene el buen gusto de ir administrando a cuentagotas la información tanto visualmente como narrativamente. Vemos un gran número de planos que se van abriendo poco a poco hasta que en el encuadre van apareciendo justo lo que quiere Peele quiere que veamos en el mejor momento, cuando la tensión ya está rechinando. Peele controla todo y no deja que la violencia o la comedia interfiera en la atmósfera opresiva del film.

¡¡Eddie!! No, fuera de coñas, por un momento el papel estuvo pensado para Eddie Murphy  

El guión también va poco a poco desarrollándose con mucho mimo y cuidado con los detalles y sus pistolas de Chejov. Además muestra un curioso paralelismo de los ciervos con los negros y tiene mucha ironía frente a ese racismo amable y paternalista de los heterosexuales blancos, que siempre deja claro que el otro es diferente y está excluido de la verdadera fiesta.

Las actuaciones son sólidas. El protagonista al que da vida Daniel Kaluuya cumple sin más, tampoco Allison Williams como la novia blanca destaca excesivamente pero no haciendo un mal papel. Posiblemente la mejor actuación provenga de Catherine Keener – que ha sido doblemente nominada al Oscar – como la madre de la novia. Realmente sus sesiones de hipnosis son terroríficas e inquietantes, sobre todo ese lado hundido del que habla.


Soy muy tolerante. Trato a mis mandingos como si fueran personas. Como haría Obama



¿Cosas negativas? Que la película es algo predecible y se ven sus intenciones a lo lejos. Por otro lado, final creo que no tiene sentido. O sí, quién sabe. Pero no veo como puede pasar cierta cosa. En definitiva, Déjame Salir es una película más de tensión psicológica que de miedo propiamente dicho. Película muy disfrutable y con su propio carácter y discurso, que ya es decir.

-------------------------------------------------

¿Tengo que ver esto?: Si te gusta el terror psicológico sí. Si no, también puede gustarte.

¿Cuál es el mejor momento?: La verdad es que más que escenas, es el conjunto de la película lo que gana.

¿Dónde debería ver esto?: En un pueblo lleno de blancos excepto por el jardinero.
 
Me ha gustado, ¿dónde hay más?: Puedes probar por La Bruja, otro de los grandes exponentes del terror psicológico de los últimos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...