viernes, 12 de mayo de 2017

Alien: Resurrección (1997)


"- Oye, Ripley, tengo entendido que ya te enfrentaste a esas cosas una vez.
- Así es.
- Joder, tía... Bueno, ¿y qué hicíste?
- Morirme.
"


Adrián: Hoy el mundo ve el estreno de Alien: Covenant. Y a pesar de nuestra apretada agenda, nos quedaba repasar la última película de la saga Alien per se. Ya si eso veremos si hablamos del universo extendido con Prometheus o combates contra Predators. Pero de momento estamos ante la película favorita de Jorge, Alien: Resurrección.

Jorge: Hombre, hablaremos de Prometheus, que no deja de ser una precuela, más que parte del universo extendido. Y luego, de la nueva Alien: Covenant. Dos películas que, sin duda, y lo digo sin haber visto todavía esta nueva, son infinitamente mejores que Alien: Resurrección. Pero porque lo que hizo Jeunet es una puta mierda de proporciones bíblicas. Cuenta tú de qué va esto, anda, que a mí me provoca úlceras.

A: Si os acordáis, Ripley se suicidaba para acabar con el Alien de su interior. Sin embargo, aquí deciden dejar vacío de significado su sacrificio y la clonan. Y con ella a la criatura de su interior. Ya los científicos tienen a su Alien para estudiarlo pero, quién iba a sospecharlo, se escapa y se empieza a cargar a todo Cristo. Solo quedan unos contrabandistas y Ripley, que es mitad Alien ahora.


Aquí el dream team sufriendo.

J: Primer problema, que ya te revienta en la cara: la premisa no tiene una puta mierda de sentido. No solo dentro del canon (es unlikely que tras el final de Alien³ puedan recuperar sangre de Ripley, pero bueno, lo aceptamos), sino desde un punto de vista meramente científico: el Alien es un parásito. Si clonas a alguien con una astilla, no se clonará con la astilla. Si clonas a alguien con un bebé, tampoco se clonará con el bebé. Si clonas a Ripley cuando estaba parasitada por el xenomorfo, no se clonará el puto xenomorfo de los cojones. Por no hablar de que los intentos fallidos de clonación (y la “mutación” de Ripley) implican una mezcla de ADN de humano y xenomorfo, algo IMPOSIBLE teniendo en cuenta que la sangre humana y el ácido que funciona como sangre del xenomorfo no se pueden mezclar, ergo no hay lugar a error. Por no hablar de que es una premisa vaga de narices. Qué cojones me estás contando, Whedon*.

(*EDIT: es que ni siquiera le hace falta, joder, que luego introducen a otro puñado de xenomorfos criados en prisioneros a partir de los huevos del planeta donde se desarrollan las dos primeros. Por qué, coño, por qué.)

A: Antes de que a Jorge le de un infarto hay que mencionar que el guionista en cuestión es Joss Whedon, dios de todo friki, que ha llevado a Los Vengadores al cine y creó Buffy Cazavampiros. Y estoy de acuerdo con Jorge que la premisa no tiene sentido y renuncia a toda lógica. Es como un fan fiction, como si Whedon hubiese escrito algo para echarse unas risas y luego lo haya llevado a la gran pantalla junto al director de Amélie. Por eso veremos a lo largo del metraje momentos que no pintan nada en la saga y otros que nos resultan muy familiares como persecuciones entre los túneles, Ripley haciendo de mamá ya sea con un alien albino o con un robot, una empresa que tiene la ética abandonada en Tatooine o chistes de machorros de Ron Perlman y del capitán de los contrabandistas.

Un señor observando trocitos de su propio cerebro porque por qué no.

J: Me imagino las conversaciones cuando les propusieron el proyecto. Whedon diciendo “lol voy a hacer los personajes más gilipollas del universo Alien y a pasarme todo lo que sabemos sobre ciencia y biología básica por los cojones jojojo”, y Jeunet contestando “pues yo voy a hacer que todo de puto asco y a llenar cada escena de referencias sexuales que no vienen a cuento ja xd humor”. Y con esos dos aspectos podría llenar un libro entero de problemas de la película.

A: Pero, para empezar el debate que te veo acalorado, yo veo a esta película entretenida y que sabe lo que va a hacer. No es un monstruo de Frankestein como su predecesora ni tampoco es excesivamente larga y tediosa. Sabe que sus pretensiones no son muy altas y por lo menos no aburre. Incluso a ti, que seguro que te pasaste la película jurando en arameo.

J: Sí, y no. Le concedo que tiene una duración aceptable (mucho más que Alien³, o incluso Aliens, que ya se me hace larga), que Ripley sigue haciendo un papel bueno y que hay secundarios interesantes (Ron Perlman y Winona Ryder, mayormente). A partir de ahí, no veo que haya por dónde cogerla. El valor de entretenimiento que pueda tener me lo anula por completo la incomodidad constante que me provoca, bien por un mal uso de lo gore, bien por esas referencias sexuales que no vienen a cuento, bien por el hecho de que no hay una sola idea que merezca la pena o sea original. Alien³ fracasa porque tenía ideas interesantes pero no sabe desarrollarlas y es inconexa; Alien:Resurrección lo hace porque no tiene ideas en absoluto, las que tiene son una gilipollez y, en general, desde el minuto 0 no tiene la menor razón de ser.

A: Y eso que no hemos hablado de que un Alien albino cree que Ripley es su mami. ¿Qué te pareció?

"Que a ver, que no es que no te quiera, pero técnicamente no eres mi madre biológica, así que podemos tener sexo de todas maneras, ¿no?"

J: Su muerte, absolutamente asquerosa (y, de nuevo, nada original: ya se hizo en la primera cinta, con más gusto). Su mera existencia… Al parecer Jeunet quería en un primer momento que el ser tuviera genitales, pero finalmente se eliminaron del montaje final porque era “demasiado asqueroso, incluso para un francés”. Bueno, pues digamos que es lo que yo opino, en general, de ese híbrido humanoide.

A: ¿La cita es literal?

J: Tengo entendido que sí (NOTA: la referencia a esta historia que proporciona el artículo en inglés de Wikipedia de esta película es la siguiente: “Unnatural Mutation – Creature Design. Alien Resurrection, Quadrilogy edition: Fox Home Entertainment. 2003.”)

A: Bueno, pues hablemos de franceses. Jeunet ha rodado cosas como Amélie, que siempre se ha dicho que es cuqui y por eso no la he visto. ¿Cómo pasas de eso a trocitos de Alien por el espacio mientras Ron Perlman habla de cómo se tiraría a Winona Ryder?

La verdad es que Winona Ryder está muy solicitada en la imaginación del señor francés que dirige esto. Y teniendo en cuenta que sus pretendientes le sacan 21 y 22 años respectivamente, es un poquito incómodo.

J: Tengo entendido que Alien: Resurrección fue su primera película en solitario, y de ahí pasó a dirigir Amélie. Que, personalmente, he visto un par de veces, y sin cautivarme, tampoco me disgusta. Con todo, ese interés por lo asqueroso mal llevado, del que ya hemos hablado, se puede ver muy presente en otra de sus grandes cintas, Largo domingo de noviazgo, un relato thriler sobre la Primera Guerra Mundial donde también mezcla romance, sexo y trozos de seres volando, porque sí, porque le mola, o algo.

A: Lo dices como si fuera algo malo. Además sinceramente me lo esperaba peor. Tampoco me parece tan asquerosa, escenas de Alien en trocitos por el espacio a parte. Y los chistes sexuales en Alien son protagonistas desde Ridley Scott. En la tercera se dice textualmente “trata a las reinas como putas y a las putas como reinas. Nunca falla”. No sé, creo que exageras en estos aspectos, que sí que están presentes.

J: Bueno, mi problema con el gore aquí es que no responda a ningún motivo, como en la escena del xenomorfo esparcido por el espacio o en la de los clones fallidos: busca, simplemente, ser desagradable, y nada más. Quizás por eso me molesta tanto y lo exagero. En cuanto al tema sexual, sí, en otras cintas de Alien se hacen chistes y referencias sexuales, pero son comentarios que encajan con los personajes que los hacen, y no se lleva a extremos que… Joder, que aquí tenemos escenas entre Ripley y el híbrido (que es medio hijo suyo) con connotación bastante sexual, igual que un extraño rollo entre Ripley y el personaje de Winona Ryder, por no hablar de un científico enfermo BESÁNDOSE CON UN XENOMORFO A TRAVÉS DE UN CRISTAL. No creo que exagere cuando digo que es mucho más excesivo de lo que debería, que no responde a motivo alguno y que es, en suma, asqueroso y enfermizo.

A: Pero entonces, ¿Jeunet ha hecho algo bien en la dirección de esta película?  Aquí al menos hay escenas de acción que me parecen entretenidas. Eso sí, los efectos no me parecen que estén a la altura.

Por qué.

J: Bueno, sí, no niego que haya buenas escenas (como las había en Alien³). Por ejemplo, la de persecución bajo el agua me parece una gran escena. Sí es verdad que los efectos no son gran cosa, aunque en ese sentido, quizás sean más sangrantes las animaciones de la marioneta del xenomorfo en la anterior cinta. Y no sé si quieres defender u odiar algo más… ¿Música? ¿Ambientación? ¿Personajes estúpidos? ¿Qué opinas de que unos genios decidan clonar a un xenomorfo, sabiendo que su sangre es un ácido con un poder corrosivo inimaginable, en una nave espacial cuyas habitaciones no están protegidas contra dicha corrosión, y que junten a los bichos en una misma celda en lugar de aislarlos?

A: La seguridad vuelve a brillar por su ausencia. Pero si hay una escena en la que me descojone por absurda es la de Ripley jugando al baloncesto. Es propia de un adolescente sin imaginación, no la de uno de los guionistas de temática freak más respetados.

J: See? There’s my point.

A: Eso si, reconozco que las actuaciones de Sigourney Weaver y Winona Ryder me gustan. Sus dos personajes y su relación, con sus excesos,me parece lo mejor de la película, volviendo al tema de la maternidad de Alien. Y Ron Perlman es muy carismático.

J: Digamos que me parecen de los mejores aspectos de la película. No es decir mucho, pero es algo. ¿Veredicto, pues?

A: Un fan fiction entretenido. Se deja ver, cosa que no puedo decir de su predecesora.

Hay hasta tentáculos. Desde luego, fan fiction parece un rato. Pero fan fiction de los turbios.

J: Diferimos, pues. Sin ninguna originalidad, con una premisa absurda e imposible, un desarrollo tan estúpido como sus personajes, desagradable en varios aspectos y perfectamente olvidable en general. Lo único que la hace destacar son las cosas que estarían mejor olvidadas. El punto más bajo de la saga central, que nunca debió plantearse, y mucho menos salir a la luz. Y sin una producción convulsa que justifique el bodrio que hicieron cineastas con talento. En una palabra: abominable.

A: Y ya que hemos repasado lo anterior a Alien: Covenant, ¿qué nos podemos esperar en el cine de esta?

J: En realidad, esa conversación deberíamos tenerla cuando reseñemos Prometheus, que a pesar de que no lleve la palabra Alien en el título, es la precuela directa de esta nueva cinta. Pero lo que yo veo, espero y deseo, es una vuelta a la primera película de Scott, sin abandonar la buena ciencia ficción (y el impresionante apartado audiovisual) de Prometheus, y con cierta cercanía al guión de Alien: Engineers que fuera vilmente mutilado. Dado que The Martian ya supuso una vuelta a los primeros años del director, rezaré muy fuerte porque haya seguido ese camino. Y con ese rezo, me despido: buenos días, buena suerte, y buena caza a mis queridos xenomorfos.

A: Sobrevivid, los aliens ya están aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...