viernes, 29 de enero de 2016

The Hateful Eight (2016)


"¿Ahora crees en Jesucristo? Estás de suerte, porque te voy a mandar a conocerle".


El puto Quentin lo ha vuelto a hacer. El de Tennessee vuelve a hacer una obra que solo saldría de su genial y loca cabeza llena de katanas y balas. Pocos han tenido la suerte de haber hecho lo que les ha dado la gana durante su carrera y Tarantino es uno de esos elegidos. Debutó con una película de atracadores sin atraco para luego rodar una obra maestra en la que batió todo lo cool que tenía a mano. Desde concursos de bailes a matones citando versículos de la Biblia pasando por escenas tórridas en un sótano. Luego hizo homenajes a diversos géneros como el blaxploitation en Jackie Brown, las artes marciales en Kill Bill, la serie B en Death Proof y al cine bélico en Malditos Bastardos. En esta última se comprueba que no le importa cambiar los hechos históricos si eso le jode una buena escena. Para Tarantino no hay normas, solo hay que fijarse en los letreros de sus películas. Por poder, puede escribir el guión de la comedia romántica como en Amor a Quemarropa, aunque eso sí, metiendo tiroteos y artes marciales. Porque quien tiene talento, tiene carta blanca para rodar lo que le plazca.

Para entender a Quentin hay que meterse en la mente de un loco, amante de la sangre y educado en un videoclubs rodeado de películas japonesas y de vaqueros. Este último género lo ha dejado para su madurez creativa, en la que Tarantino ha decidido convertirse en Sergio Leone. Pero para ello no le basta con una maravilla como Django Desencadenado. Necesitaba más para afianzarse en la leyenda del viejo oeste y no ser solo uno más que vistió botas con espuelas y sombrero.

jueves, 21 de enero de 2016

Die Hard (1988)


-Atención sea quien sea: este canal está reservado para llamadas de emergencia.
-¡Oiga señorita, no me joda, ¿le parece que estoy encargando una pizza?!

2016 ha empezado con una oleada de muertes de famosos, muchos de ellos con la misma edad, 69. Ya no solamente por David Bowie, gran artista en diferentes ámbitos culturales, sino también por el actor Alan Rickman. El británico, curtido en las tablas del Globe recitando citas shakesperianas y en miniseries de la pequeña pantalla, ha tenido una carrera repleta de personajes icónicos. El más conocido por los jóvenes es su papel como Severus Snape en Harry Potter pero sería injusto encasillarle en esa única actuación. Estamos un hombre que fue Metatrón, la misma voz de Dios en Dogma, o también la voz de Marvin, el robot depresivo de la Guía del Autopista Galáctico. Destacó como villano, y no unicamente como profesor de pociones, sino que también fue el sheriff de Nottingham en Robin Hood y Hans Gruber en Die Hard (Jungla de Cristal en castellano).

Y Hans Gruber no es un villano sin más. Lo parece sobre el papel donde finge un secuestro para conseguir llegar a una caja fuerte. Pero su flema británica - aunque aquí sea germano en la ficción -, su capacidad de parodiar sin caer en el ridículo y seguir resultando intimidante, su mente brillante y despiadada y la dicción para pronunciar sus frases llenas de ironía – Eres solo otro americano que vio demasiadas películas cuando era niño. Otro huérfano de una cultura decadente que piensa que es John Wayne. ¿Rambo? ¿Marshal Dillon? -, lo convierten en un villano genial que está a punto de dar unos de los grandes golpes de la historia del celuloide. 
  

miércoles, 20 de enero de 2016

La gran apuesta (2015)


"A Wall Street le encanta usar términos confusos para hacerte pensar que sólo ellos pueden hacer lo que hacen. O mejor aún: para que los dejes de molestar".



Hablemos hoy de otra película llena de nominaciones para los Oscar venideros y que, otra vez, se basa en hechos reales. Ya en serio, ¿tan grave es la crisis de ideas en Hollywood como para tener que tirar una y otra vez de sucesos chungos que han afectado a la Humanidad de una u otra forma? Bueno, lo cierto es que en el caso de La gran apuesta, por lo menos nos encontramos con una película que realmente merece la pena ver.

Ya sea por sus notables intérpretes, su vorágine de comedia negra y la forma tan cruda y a la vez divertida en la que trata un tema como la crisis inmobiliaria estadounidense de 2008, la verdad es que se hace realmente recomendable. Básicamente, nos encontramos ante una peli que mezcla ingeniosamente la dinámica de El lobo de Wall Street con una moraleja que te destrozará por dentro. Porque créeme, a poco que entiendas de economía básica, te vas a cabrear viendo esto.


martes, 19 de enero de 2016

Spotlight (2015)


"Cuando se es un chico pobre de una familia pobre, la religión cuenta mucho. Y cuando un sacerdote te presta atención, es algo grande. Te pide que reúnas las donaciones o saques la basura, y te sientes especial. Es como si Dios te pidiera ayuda".


Antes de empezar como tal con la crítica, necesito dejar una cosa muy clara: no tengo absolutamente nada en contra de esta película. Ni me ha gustado, ni me ha desagradado, si bien me ha entretenido de forma justa durante las dos horas de visionado. Actuaciones correctas, investigación interesante y un modus operandi a la hora de contar la historia que muchísimas películas han llevado a cabo antes.

Salvo por el hecho de que esta cuenta con un excelente reparto (Keaton, McAdams, Ruffalo...) y la etiqueta de Hollywood de "producto de calidad que todo el mundo debería ver". Si tengo que analizar esta película desde el punto de vista de sus (la virgen) 6 NOMINACIONES a los Oscar, incluyendo mejor película y director, estaría automáticamente suspensa. Porque Spotlight es, básicamente, un culebrón de tarde de los de Antena 3 con más presupuesto, mejores interpretaciones y, desde luego, mucha mejor publicidad.


domingo, 17 de enero de 2016

La chica danesa (2015)



"Fuimos a tomar un café, y después... lo bése. Y fue algo muy extraño. Fue como besarme a mí misma"



¡Ya tenemos nominaciones para los Oscar de este año! ¿Tendremos una ración de buenos títulos? ¿Habrá sorpresas? ¿Tongos? ¿Conseguirá por fin Di Caprio la ansiada estatuilla? En un mes saldremos de dudas, pero lo cierto es que desde el blog vamos a empezar a analizar desde ya las películas que tendrán protagonismo en la gala.

Una de ellas es este drama del director de El discurso del rey o Los miserables. Teníamos curiosidad por ver qué sería lo próximo del ya asentado Tom Hooper, y lo cierto es que en su último trabajo da un paso atrás en cuanto a dirección y calidad de guion, pero a la vez ofrece unas excelentes interpretaciones y una historia que, sin ser redonda, sí que contiene momentos para recordar.



viernes, 15 de enero de 2016

Bajo la Misma Estrella (2014)


Pasan los años pero no dejamos de hacer críticas. Hoy le damos la bienvenida a 2016 con el cine troll que tanto nos gusta por aquí. Vale, muchos diréis que Bajo la Misma Estrella no cumple ese canon. Que por muchos defectos que tenga no se la puede comparar con The Room o el Especial Navideño de Star Wars. Puede que tengáis razón pero sinceramente me da igual. La Nochebuena consistía en hacerme sufrir y el público ha acertado de pleno. De hecho, prefiero ver El Tuno Negro que una comedia romántica. Si encima esa comedia romántica mezcla cáncer (del de verdad, no el que propaga Yonay Boix) y muchas lágrimas, solo me queda darme cabezazos contra la pared, lamentándome no tener una botella de whisky al lado o una pistola para volarme los sesos.

No he leído a Nicholas Sparks, tampoco a John Green y prefiero un martillazo en los huevos que leerme un libro de Federico Moccia. Si busco literatura sobre mujeres buscando el amor me quedo con Madame Bovary y Anna Karenina. Si nos metemos en el campo del cine, no me gusta ni Love Actually. Así que soy una persona que prefiere escuchar en bucle todas las canciones de las Flos Mariae - ya lo hice una vez – así que quiero cagarme en la estampa de la panda de cabrones que votaron esto. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...