martes, 15 de mayo de 2018

Avengers: Infinity War (2018)


ESTA CRÍTICA INCLUYE SPOILERS.

-Con las 6 gemas, yo podría simplemente chasquear mis dedos y ellos dejarían de existir. Yo lo llamo misericordia.
-¿Y entonces?
-Finalmente descansaré y miraré el amanecer de un Universo agradecido.

Diez años después de que Iron Man se estrenase en la gran pantalla, tenemos la primera parte de la culminación de todo el proceso de Marvel que ha llevado a sus superheroes a lo más alto. En este tiempo hemos visto diecisiete películas y a toda clase de héroes que van desde dioses nórdicos, magos entrenados en Asia y a mapaches parlantes. Y ahora, por fin llega Los Vengadores: Guerra del Infinito, el evento más grande de la historia de los superhéroes, algo realmente único porque nunca antes tantas películas han desembocado en un capítulo final que condensa todo el drama y toda la épica de toda una compañía.

Los hermanos Anthony y Joseph Russo han sido los encargados de recoger el testigo de Josh Whedon. Ya habían dirigido una de las mejores películas del Universo Marvel como Capitan America: Soldado de Invierno o la adaptación de una saga icónica como Civil War. Por ello, es una decisión lógica que sean ellos los que tengan el honor y la responsabilidad de filmar la película que da sentido a todo. Película que es más que una cinta de superhéroes, sino la consumación del sueño de muchos lectores de cómics y nuevos fans que han crecido en estos años en la sala de cine. 
 

lunes, 23 de abril de 2018

Ready Player One (2018)



Ella quería bailar, así que fuimos a ver una película

Toda generación tiene a sus propios referentes que vertebran a una cultura popular y que se convierten en iconos. Los cincuenta tuvieron como rey a Elvis Presley, los sesenta tuvieron como santo y seña a los Beatles, en los setenta vimos como surgían ídolos tan diversos como Bowie o Led Zeppelin. La nostalgia tiende a centrarse en los ochenta con la consolidación del cine de entretenimiento con Star Wars, la música pop que revolucionaron artistas como Michael Jackson, grupos rockeros de toda índole como los metaleros Iron Maiden o la aparición de los primeros videojuegos donde destacaba un fontanero que va a rescatar a una princesa dando saltos. Todos ellos formaron una cultura pop que se ha seguido alimentando con sangre nueva como el asalto al mainstream de los superhéroes.

Si hay alguien que está en la cúspide del panteón del cine de entretenimiento (dicho esto sin maldad, todo lo contrario, el entretenimiento puro es reivindicable) es Steven Spielberg, con obras majestuosas como E.T., Indiana Jones, Encuentros en la Tercera Fase o Parque Jurásico. Si había alguien que tenía que rodar la película que definiese la cultura pop de estas últimas décadas tenía que ser él. Si Ernest Cline escribió con Ready Player One el sueño húmedo de toda una cultura geek ochentera que vivía alrededor de máquinas recreativas, Spielberg la ha adaptado y redefinido para crear con una obra que sin duda será un hito para muchas personas.

martes, 27 de marzo de 2018

I, Tonya (2017)


A Nancy le golpearon una vez y todo el mundo perdió la cabeza. A mí me golpeaban todo el tiempo.

La historia del deporte incluye numerosos ejemplos de superación, relatos de decadencia deportiva, narraciones de caídas en desgracia y también de injusticia social que sufrieron los hombres y mujeres que competían. La vida de Tonya Harding incluye todas y cada una de ellas. La patinadora salida de los suburbios de Portland, pobre, con una vida que la empujaba a ser basura blanca y con un talento único para patinar. Ese don que una madre decidió explotar a conciencia con crueldad para que diese lo mejor de sí. Tampoco mejoró estar casada con un hombrecillo acomplejado y maltratador. Aún así, se convirtió en la primera mujer estadounidense que consiguió el triple axel. Sin embargo, nadie recuerda eso, ya que Tonya es famosa por la agresión de un matón a su rival Nancy Kerringan antes de los Juegos Olímpicos de Invierno.

Con todos estos ingredientes alguien tenía que sacar una película sobre ella. I, Tonya humaniza a una de las grandes villanas del deporte estadounidense, presa de su situación, personal y de unos imbéciles con ínfulas de espías que acabaron con su carrera. Aunque esto es una película y no un juicio o la realidad, posiblemente su imagen pública mejore en esta película, y quien sabe, puede que realmente se aproximen a la verdad (se han inspirado en las entrevistas reales a los protagonistas, por muy surrealistas que sean).

lunes, 19 de marzo de 2018

Lady Bird (2017)


-Yo solo quiero que consigas la mejor versión de ti misma.
-¿Y qué pasa si esta es la mejor versión a la que puedo llegar?

Como toda ceremonia de entrega de premios, los Oscars tiene a películas que solo pueden tener como premio estar presentes y ser nominadas. A pesar de su derrota, las nominaciones son un escaparate excelente para darlas a conocer y lograr un mayor atención por parte de crítica y público. En esta edición una de las que más afinidad ha provocado entre el público es Lady Bird, aunque se haya ido de vacío en los Oscar.

Tras una carrera como actriz en el cine independiente, Greta Gerwig debuta en solitario como directora con una película con ciertos tintes autobiográficos sobre la adolescencia y madurar, aunque ella misma ha manifestado las diferencias entre su vida y la de su protagonista. Pero sí ha dejado claro que lo más real es la relación, a veces conflictiva, con su madre. No es el único detalle en el que se centra la película, que ofrece una mirada completa, realista y con encanto sobre la juventud y todos esos problemas gigantes que todos hemos tenido.

miércoles, 14 de marzo de 2018

Black Panther (2017)



Entiérrame en el Océano con mis ancestros que saltaron desde los barcos, porque ellos sabían que la muerte era mejor que estar encadenados.

Una de las palabras que más persiguen al cine es trascendencia, sobre todo ahora que los Oscars están recientes. El cine puede ver como sus activos artísticos se ven incrementados debido al contexto social en el que se han estrenado. Este año tenemos ejemplos como Get Out, que ha sido un fenómeno social en Estados Unidos, o, ya hablando del mundo de superhéroes, Wonder Woman. Los superhéroes forman la mitología contemporánea y Marvel se ha apuntado con Black Panther una película representativa que une a la cultura afroamericana con sus orígenes africanos y establece interesantes debates y una mayor complejidad en la trama que lo habitual.

El responsable directo de la película es – obviamente con el permiso y el control de Kevin Feige – Ryan Coogler, al que ya hemos visto revitalizando la saga de Rocky en Creed. Aquí tiene a su disposición un mundo africano al que dar vida y un protagonista de potencial pero no es un personaje especialmente conocido para el gran público, más allá de su aparición en Capitan America: Civil War. Coogler da un paso más allá de consolidarlo en el Universo Marvel antes de la Guerra del Infinito que se viene encima, y rueda una de las películas marvelitas más interesantes que se han hecho.

viernes, 9 de marzo de 2018

La Forma del Agua (2017)


Cuando pienso en ella la única cosa que me viene a la mente es un poema, susurrado por alguien enamorado, hace cientos de años: “incapaz de percibir tu forma,/ te encontré rodeándome./ Tu presencia llena mis ojos con tu amor,/ hace humilde mi corazón/ porque tú estás en todas partes.”

Ya se han celebrado los Oscars y aunque en este blog tenemos la costumbre de hacer un análisis previo, desgraciadamente unos problemas informáticos lo han impedido. Sin embargo, ya que estamos ¿por qué no un repaso a posteriori de las películas premiadas y nominadas, sabiendo ya el veredicto de la Academia? ¿Y por qué no empezar con la gran triunfadora, La Forma del Agua?

Guillermo del Toro es uno de esos referentes artísticos del séptimo arte que siempre ha atraído la atención tanto de crítica como de público pero que no ha tenido mucha suerte en sus proyectos. No pudo dirigir la adaptación de El Hobbit, tampoco ha podido rodar la ansiada tercera parte de Hellboy y ni todo su empeño ha sido suficiente para fructificar su proyecto de rodar En las Montañas de la Locura de Lovecraft. Toda esta fama de gafe termina este año en el que el director mejicano ha conseguido la doble corona de Oscar a Mejor Película y Oscar a Mejor Director en una edición disputadísima.

sábado, 3 de febrero de 2018

Tres anuncios en las afueras (2017)


ADRIÁN: Ya están aquí. Ya salieron los nominados y ya podemos decir que la carrera a los Oscar está encarrilada. Tenemos muchos nombres de los que hablar, algunos por no estar apenas (como el caso de nuestra amada Disaster Artist) y otras por ir ya alimentadas por su triunfo en los Globos de Oro. Y vamos a hablar de la gran triunfadora de esos premios, de Tres Anuncios en las Afueras. Y para ello ha resucitado Álvaro ya que Jorge está ocupado echando cereales y llorando por el comunismo. En fin, bienvenido Álvaro.

ÁLVARO: Muchas gracias por tan calurosa bienvenida. Fue un fresquito miércoles cuando acudí a la sala de cine a ver esta película con el aquí presente Adri, y con el no tan presente Jorge, tras haber visto solamente el trailer algunas semanas antes. Toda la información de la que disponía antes de presenciar el filme era que Frances McDormand daba rodillazos en los bajos a varias personas y que Sam Rockwell estaba inmenso. Por supuesto, no necesité nada más para ser convencido. No he visto ninguna de las otras cintas del director, Martin McDonagh, así que podrías darnos una ligera visión de su trayectoria antes de entrar en materia.