lunes, 27 de agosto de 2012

X-Men: Primera generación (2011)


Para cada saga de superhéroes, existe una película sobre el origen de dicho superhéroe (o varias, incluso). Desgracidamente, casi siempre son un intento lamentable de ganar más dinero una vez ya se ha perdido relevancia; pero en otras ocasiones se convierte en una entrega fundamental.

"X-Men: First Class" parecía de la primera clase (jojojo, que gracioso soy), una historia de los principios de Magneto y el Profesor Xavier que a nadie importaba. Pero consigue resultar interesante a pesar de que es evidente que esta época de películas de superhéroes, que parece inagotable, está a poco de terminar.

Magneto, o Erik Lensherr (Michael Fassbender) es un niño preso en un campo de concentración nazi que comienza a ser investigado por el científico Sebastian Shaw (Kevin Bacon), que mata a su madre para obligarle a mostrar sus poderes. Otros dos mutantes, Raven (Jennifer Lawrence) y Charles (James McAvoy), se conocen y se hacen amigos por ser ambos diferentes al resto de los humanos.

Navigator, una odisea en el tiempo (1988)


Empiezo a adorar el cine australiano. O neozelandés. O lo que sea. El caso es que ya lo demostró en su día Mad Max, lo confirmó hace poco Gabriel, refuerzan la opinión personalidades como Russell Crowe o Peter Jackson, y lo mismo dice esta cinta de ciencia ficción que vi hace poco.

La idea, a decir verdad, no terminaba de atraerme, por simplona e inverosímil. Nos encontramos en la Inglaterra de los tiempos de la Peste Negra, que asola toda ciudad por la que pasa. Un explorador de una aldea, que ha abandonado a su gente para ir a la ciudad, regresa trayendo noticias ominosas, que meten el miedo en el cuerpo de todos sus conciudadanos. Así, para evitar la plaga que aún no les ha afectado, un grupo de aventureros se decide a ir a la gran ciudad para expiar sus culpas en la iglesia; en la expedición, les dirige Griffin, un chico que tiene visiones constantes en sus sueños de esa gran ciudad.

lunes, 20 de agosto de 2012

R.I.P. Tony Scott (1944 - 2012)


Aunque sé que ya he actualizado hoy el blog con una de esas críticas que tenía programadas, acabo de enterarme de la noticia del fallecimiento de Tony Scott, y me parecía adecuado dedicarle un breve artículo para recordarle.

El cineasta británico, hermano del archiconocido Ridley Scott, se suicidó ayer domingo arrojándose desde un puente en California. Se encontró una nota de suicidio en su oficina (aunque de momento no se saben los motivos).

Tony había dirigido una quincena de películas, algunas de ellas bastante conocidas: Top Gun, una de las cintas más famosas de Tom Cruise; True Romance, con guión de Tarantino; mi queridísima Marea Roja (para mi gusto de las mejores películas de submarinos de la hhistoria); el remake de Asalto al tren Pelham 123... Productor de infinidad de cintas, también se introdujo en el mundo de la televisión y los videoclips. Ahora mismo tenía preparada, entre otros proyectos, una secuela de Top Gun.

Descansa en paz, Tony.

eXistenZ (1999)


No sé mucho de David Cronenberg, y sólo tengo el Internet suficiente para subir el artículo, no para ponerme a investigar sobre su vida. Lo que si sé es que es conocido porque sus películas son extremadamente viscerales, en todos los sentidos de la palabra.

Igual que hay directores que se recrean en mostrarnos violencia estilizada, como Tarantino; otros prefieren que haya tripas por todas partes, de forma explícita: Cronenberg es el líder histórico de intestinos por minuto. No son recomendables para señoras mayores, desde luego.

Y "eXistenZ" tampoco lo es, aunque imagino que dentro del canon de Cronenberg, será de lo más suave (y asquerosidades no faltan). Ha aparecido en diversas webs que me recomiendan películas basadas en mis gustos, y que conocen ya mi pasión por las historias complejas, inusuales y con una dosis importante de brutalidad.

3x1: Leyendas de pasión / Diamante de sangre / El último samurái

Ya he hecho en el blog un par de críticas dobles de películas relacionadas temáticamente. Llevaba un tiempo con ganas de hacer otro artículo similar con dos películas que, en este caso, pertenecen al mismo director, Edward Zwick. Sin embargo, el otro día vi Leyendas de pasión, también suya y me dije “¿por qué no hacer una crítica triple?”. Y eso es lo que voy a hacer, intentando que sea todo lo breve y ligera posible (podía haber sido peor, podía haber añadido a estas tres otra de las grandes de Zwick, En honor a la verdad, y si no lo hago es porque la vi hace ya cosa de un año, y suelo criticar cintas que tenga más frescas).

En general, Edward Zwick es uno de esos directores que pasan relativamente desapercibidos, pero que tienen en su haber unas cuantas obras bastante aclamadas tanto por la crítica como por el público en general. Además de las que os traigo hoy, y de la ya mencionada En honor a la verdad, ha dirigido películas como Tiempos de gloria o la más reciente comedia romántica Amor y otras drogas. Si hay algo en común en la mayoría de ellas (ignoremos la última, por favor) es un predominio de temas muy clásicos (la tragedia épica, el honor…), una fotografía preciosa y una banda sonora (una ambientación, en general) contundente. Hay quien considera que sus obras son demasiado “americanadas”, y puede que tengan razón, pero lo que es innegable es que a la hora de realizar una buena cinta con grandes dosis de épica, Zwick es una apuesta segura. Y las tres cintas que analizo hoy son un claro ejemplo de ello.

miércoles, 15 de agosto de 2012

En el punto de mira (2008)


Sabéis que no me gusta ser demasiado… digamos “cruel” con las críticas que hago, y que intento centrarme en películas que me gustan. También es cierto que últimamente me he puesto más duro, y las notas que pongo en mis críticas suelen ser más bajas, pero no por ello tengo la intención de denigrar las obras que veo. De hecho, hasta hoy todavía no había suspendido a nadie. Hasta hoy.

Veamos por dónde empezar… En el punto de mira (no confundir con la película homónima de Wesley Snipes) parece ser, a priori, la típica historia de asesinato y conspiración de un dignatario importante (en este caso, como no, el presidente de EE.UU.) eternamente explotada. En este caso, sin embargo, el film cuenta con un reparto interesante (Matthew Fox, más conocido como Jack en Perdidos; Dennis Quaid; Sigourney Weaver; Forest Whitaker…) y con una técnica narrativa que, bien utilizada, habría resultado todo un éxito: el hecho que se cuenta en la película, el asesinato del presidente en la Plaza Mayor de Salamanca, dura tan solo 10 minutos, siendo el resto de la película la misma acción contada desde diferentes puntos de vista. Si bien no es una técnica novedosa, pues ya se ha hecho muchas veces (la gente compara la película con el Rashomon de Kurosawa, cosa que me niego a hacer por respeto al japonés), siempre surte un efecto interesante.

domingo, 12 de agosto de 2012

Gabriel (2007)


“De todo lo que podías haber sido, elegiste esto”

Últimamente la cosa iba en el blog (salvo excepciones) de cine de autor, cine independiente y cosas así. Y aunque tengo una crítica doble de El pianista y El hundimiento a medio preparar desde hace un tiempo (tardará en llegar, tengo varias más ya escritas), el otro día vi esta genial película australiana, y he preferido criticarla ahora que aún la tengo fresca.

Realizada con bajo presupuesto por un director inexperto, Shane Abbess (es su primer largometraje), y actores que empezaban a despuntar en ese momento (como el fallecido Andy Whitfield, conocido mundialmente por su papel protagonista en la serie Espartaco: sangre y arena), es otro ejemplo de acierto en el cine del país (y algo parecido a lo que había sucedido con Mad Max casi treinta años atrás).

viernes, 10 de agosto de 2012

Zombies Party (2004)


Todavía no he sido decepcionado por nada de lo que ha hecho Simon Pegg en su carrera: primero vi "Corredor de fondo" (no termino de entender porqué), y me gustó; luego "Arma fatal", peliculón increíble. Y "Paul" estuvo a la altura del resto. Así que me veía obligado a ver "Zombies Party", su obra maestra según los críticos y seria candidata a peor traducción de un título al español (el original es "Shaun of the Dead", bastante más ingenioso).

Es mejor que el resto, mucho mejor. Podría decir que es una de las mejores comedias que he visto en mi vida, pero funciona perfectamente como película de zombis, de terror, romántica ("zom-rom-com", la llaman) e incluso dramática.

lunes, 6 de agosto de 2012

El caballero oscuro: la leyenda renace (2012)



Hollywood es el infierno, un lugar donde el dinero no va a parar a los más talentosos, ni a los más originales, si no a aquellos que van a conseguir más beneficios para luego financiar más películas y repetir el ciclo infinitamente, aunque lo que sale de ese sistema no sea más que basura prefabricada para satisfacer a un público con un listón muy bajo.

Así que cuando surge una figura capaz de hacer obras que se venden como churros y además son obras maestras, es un verdadero alivio. Este es el caso de Chris Nolan, el genio que necesitamos, no el que nos merecemos.

viernes, 3 de agosto de 2012

Eyes Wide Shut (1999)


—Tenemos que hacer algo con urgencia.
—¿El qué?
—Follar


Antes de comenzar con la crítica de hoy, quería comentaros un par de cosas. En primer lugar, habréis visto que hay cambios en el diseño del blog: ahora, en portada, tan solo se ve el comienzo de las entradas, y para verlas completas hay que pinchar en el título o en el botón “Más información” (quería que pusiera “Seguir leyendo”, pero para ello tengo que modificar código fuente de la página… sigo investigando cómo hacerlo). Este cambio, que también hemos hecho en Rockrítico, busca ni más ni menos que una mayor rapidez a la hora de cargar la página, cosa que mucha gente agradecerá (bueno, no nos engañemos, “mucho” es decir algo… Esta mañana me ha dado por revisar estadísticas y desde febrero tenemos la astronómica cifra de 818 visitantes, más o menos lo que conseguimos en Rockrítico cada tres semanas).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...