viernes, 14 de julio de 2017

Spider-Man: Homecoming (2017)




“- I was just trying to be like you!
- And I wanted you to be better.”

Spiderman es uno de esos héroes que han venido dando tumbos entre distintos reinicios desde hace años. Como uno de los personajes más populares (si no el que más) de la casa de las ideas, no es de extrañar que protagonizara unas cuantas series animadas, una serie de acción real y dos películas desde los 70, antes de aterrizar, en 2002, en la gran pantalla de mano de Sam Raimi en medio de la gran ola superheroica que comenzó en los 90.

Ese primer Spider-Man de Tobey Maguire se desarrollaría en tres películas, y tan solo cinco años después de la última, en 2012, Sony volvería a iniciar una saga esta vez de la mano de Marc Webb, con Andrew Garfield como protagonista. Cabe decir, con todo, que a pesar de esos tumbos, el personaje siempre tuvo más suerte que, por ejemplo, los 4 Fantásticos o incluso los Hulk de Eric Bana y Edward Norton: tan solo The Amazing Spider-Man 2 tuvo críticas generalmente negativas y las otras cuatro, en general, con sus más y sus menos, son películas más consistentes (de la de Electro no opino por no haberla visto, pero a Adri le pareció aceptable).

Pero mientras tanto, el MCU se encontraba en pleno apogeo, a punto de comenzar su Fase 2, y la presencia de Spider-Man era clave para desarrollarlo. Así que tras mucho tira y afloja entre Sony y Marvel, los derechos del personaje dejaron de tenerle condenado al ostracismo: Tom Holland encarnó a un jovencísimo (como debe ser, en realidad) Spider-Man en Capitán América: Civil War, en lo que para muchos fue de lo mejor de la película, y sin duda uno de sus grandes reclamos.


Ahora, en Spider-Man: Homecoming Jon Watts retoma la cinta básicamente en el punto en que quedó la aparición de Spidey en su carta de presentación (literalmente). Peter Parker vuelve al instituto, y claro, la vida normal de instituto, tras haber luchado con (y contra) los Héroes más poderosos de la tierra, le sabe a poco. Y como es un crío, cuando descubre que hay un tipo, el Buitre (Michael Keyton) haciendo honor a su nombre mientras carroñea el material alienígena dejado tras las batallas de los Vengadores, se propone ser él quien solucione el problema, ante la total impasividad de Iron Man, su… (sigh) “mentor”. Y se lía, claro.

De por medio, tenemos a nuestro querido Peter perdiendo la cabeza por una chica, Liz; acompañado por su mejor amigo (nerd con un físico menos agraciado que sus compañeros… sí, topicazo); tutelado por su jovencísima tía May (Marisa Tomei) y esas cosas. Hay que decir que en lo que a sus elementos se refiere, no hay nada que se salga especialmente de lo habitual pero, sin embargo, todo está bien tratado y bien medido.

Para empezar, el camino que toma la película, con un Peter Parker más joven de lo habitual en las películas (pero fiel a la concepción ideal del personaje) enfrenta la siempre peligrosa mezcla entre la espectacularidad de las batallas y la vida superheroica con lo tópico y anodino de una vida de instituto. Sin embargo, lo hace francamente bien, midiendo ambas vertientes y haciéndoles justicia, sin magnificar lo que no debe magnificarse, y sin ignorar la necesaria diferencia en el tono.


Buena parte de ello se debe al reparto. En su día hubo muchas críticas con elecciones como la de Marisa Tomei o Zendaya, pero la una encaja perfectamente dada la edad de Peter, y la otra se come la película en la media docena de escenas que tiene (que esperemos sean muchas más en futuras secuelas). El resto de compañeros de Peter cumplen sin problemas (Laura Harrier o Tony Revolori son más anodinos, eso sí), y en cuanto a Jon Favreau o Robert Downey Jr., poco queda que decir.

Aunque claro, nada de eso funcionaría si no fuera merced a un fantástico Tom Holland, mi favorito de los tres Spider-Man más recientes que hemos tenido. Bien es verdad que resulta menos explicable que le hagan bullying que a Tobey Maguire (máxime cuando le hacen bullying… ¿los de su grupo de empollones marginados?) y que en lo que al sentido del humor en mitad de la batalla me gustó más Andrew Garfield, pero Holland es más completo en ambos alter-egos, y resulta más interesantes. Y, sobre todo, tiene algo que pocas películas del MCU pueden decir, que es un villano a su altura: Michael Keaton es un Buitre fantástico, bien planteado en sus ideas (aunque un poco hipócrita) y en general bien actuado. Me atrevo a decir que se nota bastante la mano de Sony ahí, porque me recuerda más a otros villanos del Spidey de Sam Raimi que a los habitualmente planos y nada interesantes del MCU.


En cuanto a Iron Man, otra de las grandes críticas por su excesiva presencia, he de decir que no me disgustó en absoluto. Su papel es relativamente comedido: es un nefasto (pero nefasto) mentor que se limita a abroncar a Peter y a limpiar sus movidas cuando la lía (porque la lía. Mucho. Aunque también es verdad que no la liaría tanto si Iron Man le hiciere algo de caso). Como con el resto de aspectos, está bien medido y no defrauda.

Por lo demás, la cinta sabe manejarse bien en los momentos dramáticos y con el sentido del humor que caracteriza al MCU, aunque, como decía antes, no es el Spidey que más me ha gustado en ese aspecto. Quizás donde más se lleve la palma en este aspecto sea a la hora de hacer sus propios aportes: por ejemplo, ahorrándose la muerte del tío Ben o la consecución de los poderes arácnidos (por enésima vez), trabajando fantásticamente un tópico trilladísimo en torno al villano, o incluso aportando un interés romántico que no es ni Gwen Stacey ni Mary Jane (aunque es cierto que dicho interés, Liz, es considerablemente menos interesante que cualquiera de las dos, por pobremente reflejado).


Mantiene, al cabo, un tono a caballo entre los aspectos más clásicos de Spider-Man, bebe de las anteriores y en general del cine de superhéroes de los 90/2000 (en la banda sonora me resulta bastante clásica y memorable, por ejemplo), pero también realiza aportes nuevos y propios del MCU, integra muy bien la película en este universo, hace guiños geniales a los fans del cómic y mide todos sus elementos para crear una película visualmente impresionante y francamente disfrutable.

A punto estuve de no verla porque tenía la sensación de que el tráiler me había contado ya todo. No fue así, para nada. No cometáis ese error y animaos.

Allez-y, mes ami!

Buenos días, y buena suerte.

P.D.: las camisetas que lleva Peter son UNA PASADA FRIKI y las quiero todas, me las pongan para llevar, por favor.Y la escena post-créditos es oro droga.

-------------------------------------------------

¿Tengo que ver esto?: Si te gusta el cine de superhéroes, o el personaje en concreto, sin duda. Si te van los blockbuster veraniegos, pues también es una gran opción.

¿Cuál es el mejor momento?: Muy comentada en el tráiler fue la escena del ferry, pero además de científicamente ser imposible, me gustó mucho más la del ascensor, que es soberbia. También un encuentro entre Peter y el Buitre es fastuoso, así como otro entre Peter y Tony Stark.

¿Dónde debería ver esto?: En el Monumento a Washington, o en cualquier otro monumento construido con mano de obra esclava.

Me ha gustado, ¿dónde hay más?: Ni me lo voy a pensar: tienes para elegir todo el Universo Cinematográfico Marvel (del que hay unas cuantas críticas en este blog), los tres Spider-Man de Tobey Maguire, y los dos Spider-Man de Andrew Garfield.

5 comentarios:

  1. Hola, una pregunta, como has visto la película? La están dando en VOS en españa antes de su estreno doblado al castellano? O has utilizado métodos mas rudimentarios y que rozan con lo legal?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni una ni otra, en realidad jajaja Aunque soy de Madrid actualmente vivo fuera de España, y pude verla en cines (en VO, claro) hace ya unos días. En España tengo entendido no llega hasta el 28, pero en Reino Unido se estrenó el día 7.

      Eliminar
    2. Por otra parte, he de decir que también traemos películas antes de que se estrenen en España, gracias a pases de prensa. No malpenséis en pirateos, alimentamos bastante la industria del cine desde este blog :)

      Eliminar
    3. Me alegro que se promueva la industria del cine. La duda era más y más porque Spiderman era una de las películas que más ganas le tenía, sin embargo, la huelga de actores de doblaje ha afectado su estreno del 7 al 28. Habrá que esperar, y más con el visto bueno que le has dado en la crítica. Gracias

      Eliminar
    4. ¡A ti por pasarte! Siento que tengáis que esperar más, pero seguro la disfrutaréis mucho :) Un saludo.

      Eliminar