miércoles, 30 de noviembre de 2016

La Guerra Fría a través del cine (II): Vietnam, pt. 1



Deja que me ocupe de eso, Boina Verde. Para eso estamos aquí... 

Napalm & Roll. En el año 1964, el sucesor del fallecido Kennedy, Lyndon B. Johnson, recibió plenos poderes por parte del Senado para dirigir la intervención masiva en Vietnam. La opinión pública estadounidense cada vez era más crítica con la intervención en Vietnam. Los duros bombardeos y los horrores de la guerra fueron televisados, y la sociedad norteamericana fue mucho más consciente de lo cruento del conflicto. En 1968 el número de tropas estadounidenses enviadas a Vietnam alcanzó el medio millón de efectivos, pero la consolidación de la guerrilla vietnamita era incontestable. 

El 15 de octubre de 1969 en la multitudinaria manifestación pacifista conocida como Moratorium Day, movida por la cultura hippy y del rock & roll, en la que millones de personas rodearon la Casa Blanca, exigiendo el final de la intervención norteamericana. La crudeza del conflicto se mantuvo con la llegada de Nixon al poder, que no obstante comenzó una paulatina retirada del conflicto que culminó con el acuerdo de paz de 1973. 

Sin embargo, esos años fueron convulsos en suelo estadounidense. Richard Nixon se vio obligado a dimitir en 1974 tras el escándalo de las escuchas ilegales en el hotel Watergate. El mandato que habría de terminar Nixon en el año 1976 lo completó su vicepresidente, Gerald Ford. La sociedad americana estaba en shock, y Hollywood era consciente de ello. Muy pocas películas se atrevieron a hacerse eco del conflicto, y no sería hasta el fin de la guerra cuando surgirán filmes que cogerán el toro vietnamita por los cuernos, más allá de la propagandística y naif Boinas Verdes

miércoles, 23 de noviembre de 2016

La Guerra Fría a través del cine (I): del Telón de Acero, la paranoia y el Apocalipsis nuclear


Tenemos dos botones: lanzar cohete, y lanzar técnico. 

El mayor T.J. 'King' Kong a lomos de una bomba nuclear. Robert de Niro y Christopher Walken jugando a la ruleta rusa. La moto con cohetes de Chuck Norris. Marlene Dietricht actuando en un cabaret del Berlín de posguerra. El horror de Kurtz. La chupa de cuero de Maverick. Nikita über alles. Si existe un medio que haya sido capaz de captar el sentir del siglo XX, sería el cine. 

Pensad en un mundo dividido en dos. Un mundo en el que pulsar determinado botón equivale a la destrucción mutua asegurada, y aun así, los dos bloques mantienen una carrera armamentística sin parangón en la historia de la humanidad. Una época de espías, caza de brujas movimientos en la sombra, sospechas, paranoia y Coca Cola. 

Bienvenidos, pues, al primer capítulo de un especial dedicado al cine producido en Estados Unidos durante la Guerra Fría, en el que abarcaremos desde la caída del Telón de Acero hasta la Crisis de los Misiles de Cuba (más o menos). Próximas entregas recogerán la Guerra de Vietnam o el cine de acción de los 80. Aprovecho para dar las gracias a Jorge y al resto de locos presentes en este blog por la confianza depositada en mí. Comencemos. 

martes, 22 de noviembre de 2016

Que Dios nos perdone (2016)


Tenemos que resistir lo que nos echen. Los agentes que patrullan, los cuerpos especiales, todos. Pero por delante de todos ellos estáis vosotros. Y antes de vosotros cuatro, estoy yo. Pero no puedo solo, os necesito. Os necesito a vosotros, los de homicidios.

Volvemos a hablar, como hice en mi crítica anterior, de un thriller español. Al igual que en Tarde para la Ira, el ambiente es opresivo y violento, todo es tratado sin grandes concesiones comerciales y con un tono naturista. Incluso comparten a Antonio de la Torre como protagonista. Pero, a pesar de sus similitudes, Que Dios nos Perdone se distingue por el retrato de los protagonistas y el reflejo de la ciudad de Madrid en un momento concreto que no difiere del actual ya que apenas han pasado cinco años: el verano del 15 M y la JMJ.

Es la primera gran aventura de Rodrigo Sorogoyen apoyado por un estudio. Anteriormente había logrado filmar Stockholm, una de las sorpresas más gratas que ha dado el cine español. Ahora tiene más medios y más presupuesto para dar el paso al thriller apoyado por la guionista Isabel Peña, que también colaboró en Stockholm.


miércoles, 16 de noviembre de 2016

Tarde para la Ira (2016)


-Aquí estoy saliendo para adelante. Como todos.
-No, como todos no.

Raúl Arévalo es uno de los rostros más reconocibles del cine español. Tiene una buena carrera con títulos como La Isla Mínima, Primos, Gordos o AzulOscuroCasiNegro. Pero por el momento ha aparcado su trayectoria como actor y ha decidido ponerse detrás de la cámara para ser él quien ruede su próximo proyecto.

Esta película ha recibido atención de los medios especializados, aunque menos que la que debería en los medios más mediáticos, y ha salido bastante bien parada en su paso por festivales como el de Toronto o Venecia, donde su actriz Ruth Díaz fue premiada por su trabajo. Raúl Arévalo ha sorprendido a todos y puede mirar de igual a igual al resto de thrillers españoles que se han estrenado este año, siendo este género el más prestigioso en los últimos años en el cine patrio.

domingo, 13 de noviembre de 2016

Arrival (2016)



“Language is the first weapon drawn in a conflict”

Villeneuve ha lanzado una cinta de ciencia ficción en torno a la temática tan manida del primer contacto entre la especie humana y visitantes de otro planeta. La crítica la está poniendo por las nubes. ¿Acaso es para tanto Arrival? Respuesta corta: sí. Respuesta larga: sin duda, pues Villeneuve ha firmado un clásico instantáneo del género.

Voy a exponer esta tesis muy brevemente y sin spoilers porque quiero animaros a correr al cine a ver este trabajo, sin dar apenas detalles al respecto, pues creo la disfrutaréis más. En Encadenados realizaré un análisis más pormenorizado, cuyo enlace veréis en esta crítica en cuanto esté.

Premisa: un día, de improviso, aparecen en diversos puntos de la tierra unas gigantescas cápsulas de un material desconocido procedentes de una civilización extraterrestre. El coronel Weber (Forest Whitaker) pide ayuda a la doctora Louise Banks (Amy Adams), experta en lingüista, así como al físico Ian Donnelly (Jeremy Renner), para entablar comunicación con los seres de la cápsula que se encuentra en territorio estadounidense. Y hasta aquí podemos leer.

viernes, 11 de noviembre de 2016

Café Society (2016)


“I'm kind of half-bored, half-fascinated”

Bueno, chiquinas, pues el otro día vi Café Society y os voy a contar un poco…

ME CAGO EN TU ALMA, WOODY ALLEN, QUÉ MIERDA HAS HECHO.

Es que esto es peor que Blue Jasmine, de verdad, joder. Que siento discrepar con mi camarada Adrián, pero vaya tela.

Bueno, a ver, con calma os cuento de qué va. Woody Allen (Jesse Eisenberg) es un chiquillo de familia judía neoyorquina que se va a buscar la vida en Los Ángeles, al amparo de su tío, Woody Allen (Steve Carrell), que representa a grandes estrellas de la industria del cine. Trabajando para él se enamora de su secretaria, Woody Allen (Kristen Stewart)… Y hasta aquí puedo contar.

lunes, 7 de noviembre de 2016

Un Monstruo Viene a Verme (2016)


-Había una vez un hombre invisible que se había cansado que no le vieran. - ¿Y qué hizo el hombre invisible? -Llamó a un monstruo.

Juan Antonio Bayona se ha convertido en uno de los directores más taquilleros de nuestro cine, incluso rebasando las fronteras de nuestro país ya sea para rodar series como Penny Dreadfull junto a Eva Green, la próxima entrega de Jurasic World junto a Chris Patt y a Bryce Dallas Howard y la taquillera Lo Imposible junto a Naomi Watts y Ewan McGregor. Su nombre se ha convertido en sinónimo de éxito desde su debut con El Orfanato e incluso cuando previamente rodó el videoclip de Cuando Zarpa el Amor de Camela.

Porque la vida es caprichosa y en ella puedes grabar a Raphael cantando Maldito Duende y años después llenar día sí y día también las salas de cine. El éxito es así, te lleva donde menos te lo esperas. Pero lo que no hay duda es que Bayona conmovió a todo un país en Lo Imposible y lo ha vuelto a hacer en Un Monstruo Viene a Verme.

martes, 1 de noviembre de 2016

Elle (2016)



-Dios nos ayude. Hay un sádico ahí fuera,
-Puedo manejar sádicos. Es mi especialidad.

Ya ha pasado la Fiesta del Cine, y como buenos cinéfilos hemos aprovechado esta oportunidad de ir a las salas de cine a un precio bastante más razonable. Esta semana iré dejando las críticas de las películas que he visionado. Empezaré con el regreso triunfal de Paul Verhoeven a la cartelera con Elle.

Si digo que ha sido triunfal es que el director holandés conocido por sus películas de ciencia ficción como Robocop y Desafío Total - las buenas no los remakes – no había vuelto a dirigir desde 2006. Pero su nuevo film, una adaptación a la novela Oh... de Philippe Dijan, ha sido bien recibido por la crítica por el paso de varios festivales, incluyendo el de Cannes aunque finalmente no consiguió la Palma de Oro. Tanto éxito que ya se habla de su candidatura al Oscar ya que Francia la ha seleccionado para representarla frente a la academia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...