miércoles, 21 de septiembre de 2016

Stranger Things (2016)


Los amigos no mienten

Los ochenta nunca han muerto. Ya sea para reírnos de esa década tan particular como cuando la recordamos con nostalgia. Todos recordamos, por un momento o por otro, a los ochenta. El Delorean, Star Wars, los Bee Gees, Naranjito, la cal viva y los GAL. En Netflix lo saben y por eso han sacado Stranger Things, que de golpe y porrazo se ha convertido en la serie del verano

La formula se ha basado en ser sencilla, corta- son solo ocho capítulos-, intensa, llena de intriga y conseguir crear nostalgia pero a la vez tener valor por si misma. No se limita al plagio sino al homenaje, creando su propia trama que bebe de los clásicos descaradamente pero consigue que funcione bien en la pantalla para que el espectador pueda volver a disfrutar del espíritu de los ochenta

lunes, 19 de septiembre de 2016

El Principito (2015)


Lo esencial es invisible a los ojos

Cuando te lanzas a la adaptación de una obra tan querida, el foco puesto en cómo vas a desarrollar las cosas es, sin duda, grande. Cuando además la obra ya ha sido trasladada tantas veces a la pantalla, la presión es si cabe mayor. Al cabo, ¿qué visión nueva cabe aportar sin pervertir el original?

Mark Osborne, que ya encandiló a los Oscar con el desasosegante corto More en 1998, y que se consolidó en el cine de animación dirigiendo Kung Fu Panda (amén de trabajar en Bob Esponja a menudo, pero en las escenas de acción real), logra lo que parecía imposible: mantener toda la esencia de la obra original de Saint-Exupéry, mientras la dota de su propio sello.

El foco, a pesar del título de la película, no es aquí tanto el Principito como una niña cuyo nombre desconocemos, que traba amistad con el anciano Aviador. Éste le cuenta la historia del Principito y su encuentro en el Sáhara, lo que llevará a la Niña a embarcarse en su búsqueda acompañada de un feo zorro de peluche.

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Kubo y las dos cuerdas mágicas (2016)


If you must blink, do it now

Prometí hace eones una crítica de Lost y no he cumplido, pero como hoy la tarde ha sido una depresión de toparme con gente que habla sin tener p*** idea de las j******* m****** que van soltando por ahí, y de escribir artículos sobre paraísos fiscales, supervillanas de cómic lesbianas y otras cosas absurdas (¡autopublicidad!), pues mira, sigo este stream flow of consciousness o como sea y os digo que he visto Kubo y las dos cuerdas mágicas y me ha parecido MARAVILLOSA.

Tanto que he apostado en Twitter mi maltrecha virilidad en favor de su Oscar.


Y lo he hecho tranquilo. Kubo y las dos cuerdas mágicas no solo es, con diferencia, la mejor película que Laika haya producido hasta el día de hoy, sino que también resulta una de las apuestas más atractivas del cine de animación reciente.

lunes, 12 de septiembre de 2016

Love (2016)


No soy una amiga de su hijo. Todavía tengo en mi interior su semen.

No suelo criticar comedias románticas a no ser que haya apuestas navideñas locas de por medio. Pero tengo demasiado tiempo libre y, aparte de buscar pelea en twitter, veo series. Incluyendo esta serie de una sola temporada - que parece que va a prolongarse en el tiempo - que trata del amor desde una perspectiva más gamberra. O eso parecía en un principio.

Netflix ha decidido gobernarnos a todos, por lo menos hasta que llegue HBO a España. Ya saca hasta su propio contenido original. Uno de sus proyectos del último año es Love. Sí, Adri, ¿qué demonios hacías viendo eso? Los moñas de Pablo y Jorge vale, pero ¿tú, hijo del heavy y del acero? Pues sí, señores. Estaba en una reunión de colegas y uno de ellos puso el primer capítulo. La verdad es que ese primer contacto no fue para nada negativo. Al contrario, fue divertido y era algo fresco. Por eso continúe por mi cuenta hasta el final.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Star Trek II: La ira de Khan (1982)



¡Desde el corazón del infierno yo te apuñalo!

Empezamos fuerte la crítica. Pocas frases en la historia del cine han sido tan contundentes como el ejemplo que tenemos aquí. Estamos posiblemente en el momento más épico de toda la saga de Star Trek. El villano, uno de los peores a los que se ha enfrentado la tripulación del Enterprise, realiza su ataque final sobre el capitán Kirk totalmente rabioso y consumido por la necesidad de venganza.

Pero pongamos un poco de contexto. Vayamos a 1982, cuando salió la segunda entrega de la saga. La primera no había fracasado pero había llegado tarde - diez años tarde - y su espíritu estaba quizá un poco pasado de moda para una época marcada por Vietnam. Había que darle un giro de tuerca y ser más agresivos sin perder la esencia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...