jueves, 30 de octubre de 2014

Inocentes (2013)


¿Es qué aquí nadie quiere echar un polvo?
En Yo me bebo tu batido sabemos apreciar la mierda. No siempre vemos grandes obras del séptimo arte, sino abortos que duele, y divierte, ver como agonizan intentando alcanzar la categoría de película. Como le pasa a esta tesis de final de carrera de un grupo de estudiantes de la prestigiosa Escuela superior de cine y audiovisuales de Cataluña (ESCAC), de donde han surgido directores como Juan Antonio Bayona. Recalco lo de grupo porque la película tiene 12 directores, 12 DIRECTORES. Así es imposible hacer una película coherente.

El argumento es simple y muy poco original, de hecho la podrían denunciar varias películas de plagio. Es un slasher en el que un grupo de jóvenes, no ya españoles sino catalanes con ese acento que tanto le gusta a Jorge, que se pierden y deciden hospedarse durante la noche en un albergue abandonado. Allí se dedican a follar y a hacer un botellón. Muy típico de esta juvnetud. Sin embargo, ese lugar, sorpresa, se cerró tras varias muertes sin resolver como la de un pobre chico, que sospecho que se llama Jason, que fue encerrado en las calderas tras una inocentada. Creo que no hace falta decir que esta panda de canis, frikis y putas, no tienen otro calificativo, empiezan a morir.

martes, 14 de octubre de 2014

Gladiator (2000)



“Máximo, te aclaman a ti: el General que se convirtió en esclavo, el esclavo que pasó a ser gladiador, el gladiador que desafió a un Imperio. Una historia asombrosa. Ahora el pueblo quiere saber cómo acaba la historia. Sólo se conformará con una muerte memorable…”

NOW I AM BECOME SPOILER, THE DESTROYER OF FILMS.

No he ocultado nunca mi predilección por Ridley Scott, un hombre que, a pesar de estar en mi top 5 de directores favoritos, y a pesar de que me gusta Prometheus (algún día tendré que defenderla en una crítica, aunque no haga falta, puesto que Roger Ebert y Doug Walker ya lo han hecho), creo que empieza a chochear. Sus películas en el nuevo milenio o me gustan (Black Hawk derribado, Un buen año, American Ganster y recuerdo que Los impostores me moló bastante cuando la vi hace muchos años) o me parecen decentes sin más (El reino de los cielos, Robin Hood), y tengo muchas ganas a algún nuevo proyectos (como la rumoreada Halo: Nightfall), pero… ¿Exodus? Huele a mierda a kilómetros. ¿Prometheus 2? Después de lo que quieres hacer con ella, ni lo sueños. ¿Blade Runner 2? VETE AL INFIERNO.

Gustándome o no, está claro que no es el cine reciente de Scott el que le ha convertido en un gran director, sino que su cenit le llegó en los mismos años en que triunfaba la trilogía original de Star Wars: entre el ’77 (Los duelistas), y el ’82 (Blade Runnner, su obra que se come a todas las demás), con el parón de la para mí honrosa segunda mejor película de este hombre, Alien: el octavo pasajero, en 1979. Luego, vinieron algunos años de hacer cintas más o menos buenas, pero que quedaron cuasi olvidadas con el siguiente gran bombazo de Scott, ya en el 2000: Gladiator.

domingo, 12 de octubre de 2014

Cómo entrenar a tu dragón 2 (2014)



"Tienes el corazón de un jefe y el alma de un dragón"


Hará como cosa de unas semanas que di mis impresiones de la película con la que arrancó la saga Cómo entrenar a tu dragón en 2010. Y la verdad es que no pude quejarme mucho: es redonda, espectacular, con grandes personajes, original en su planteamiento y tiene algunas secuencias sencillamente memorables. 

De modo que, este verano, cuando salió su secuela, mis expectativas eran lo bastante altas como para esperar, como mínimo, una cinta más que buena, una continuación que asentara la base que dejó la original para demostrarnos que esta serie va en serio, busca la excelencia y está llamada a marcar una época en el cine de animación. Y las cumplió, vaya que sí... aunque con algún matiz.


viernes, 10 de octubre de 2014

Vivir es fácil con los ojos cerrados (2013)


“En mi coche a los Beatles se le respeta. Vete fuera con Mick Jagger”





La academia ha hablado. Vivir es fácil con los ojos cerrados, la triunfadora de la antigua gala de los Goya donde obtuvo seis galardones, será quien represente a España en la carrera por el Oscar. Pero, ¿fue la mejor película española del año pasado? ¿cómo va a ser recibida en Hollywood?

El pequeño de los Trueba de nombre David, autor de otros films como Soldados de Salamina, La buena vida, u Obra maestra, ha utilizado una historia real. Un profesor de inglés, Juan Carrión aunque recibe el nombre de Antonio en la película, que viajo de Madrid a Almería para conocer a John Lennon durante el rodaje de Cómo gané la guerra. En su camino se encuentra con dos balas perdidas, a las que acoge bajo su ala mientras les intenta aleccionar sobre el futuro que ven ante sus ojos aunque huyan del presente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...