lunes, 3 de abril de 2017

Ella en mi cuerpo y Él en el mio (2006)



"Un poeta maricón... ¿Quién lo hubiera dicho?"
 
Quixote: ¡Saludos y saludas, lectores y lectoras! O algo. Por azares de la vida, los tres redactores aquí presentes hemos visto una película tan maravillosa, tan bien acabada, que no hemos podido resistirnos a hacer una crítica en plan menage a trois.

Adrián: Yo la verdad es que he llegado tarde. Más que nada porque todavía seguía dormido tras irme de juerga. Pero el espíritu de George Best y el del rap me ha hecho levantarme para poder apreciar la posiblemente mejor película de la historia.

Jorge: Pero de qué estamos hablando exactamente. Que yo estaba aquí jugando al Super Mario Advance 4 cuando un dios olmeca me ha convocado en una pausa entre cambios de sexo a adolescentes y cosas. Pero ponenos en situación, Quixote.
Q: Esta comedia romántica, por decir algo, nos introduce a dos personajes a cuál más interesante y matizado: ella es una sabelotodo repelente a la que todo el colegio martiriza, él un machirulo quarterback que pone rap a horas intempestivas. Por desgracia, estos dos estudiantes son vecinos, lo cual origina graciosos chistes sobre el acoso sexual.

J: Bueno, graciosos en la mente de gente ENFERMA. La verdad es que le veo un gran problema a la película (bueno, le veo muchos), que es que intenten hacerme empatizar con un chaval que no solo es un poquito inútil, sino que se dedica a acosar a su vecina y que cuando ocupa su cuerpo… Bueno, esto no lo hemos contado aún. Total, que se odian, se putean, y un dios olmeca decide meter la mente de cada uno en el cuerpo del otro. PORQUE SÍ, PORQUE A ESO SE DEDICAN LOS DIOSES OLMECAS.

Q: Al despertar la mañana siguiente, los muchachos centran su atención en sus cambiados órganos sexuales, más en concreto la ausencia o presencia de un pene. Las familias de los jóvenes no podrían ser más distintas: ¿cómo podrán lidiar con la vida del otro sin venirse abajo? ¿Qué pensará la gente si ve al quarterback del equipo LLORANDO POR LOS RELLANOS? ¿Cómo solucionarán este problema antes del baile/partido final/entrevista de admisión universitaria?

J: Esta trepidante sucesión de cómicos e hilarantes episodios llevará a nuestros protagonistas en un viaje de autodescubrimiento, aceptación y… bla, bla, bla. Básicamente, se dedican a putearse fuertemente el uno a la otra: ella (en el cuerpo de él, NO OLVIDEMOS) rechaza acostarse con su novia y la deja; él, por su parte, decide que es una buena idea perder la virginidad con el primer tipejo con que se topa, y destrozar su reputación muy fuerte. Pero luego se “arrepiente” y al final deciden ser amigos, y ayudarse mutuamente para no hundirse la vida mientras dure la cuestión. Matiz: no hay que pasar por alto que ella le hace un favor fuerte cortando la relación con la otra aprovechada, y que el arrepentimiento de él consiste en que huye de casa del tío con que se iba a acostar porque le parece demasiado “homosexual” la situación.

A: Pero como toda película de instituto tiene una partido de fútbol americano que hay que ganar sí o sí. Además, ella tiene una entrevista para entrar en Yale. En la búsqueda de autoayudarse - que incluye entre otras cosas beber mucho, depilarse los bajos y jugar en una playa solitaria al fútbol - ambos van descubriendo que en el fondo los que se pelean se desean, como Barbijaputa y Torbe en twitter. Finalmente, a pesar de no saber jugar a este deporte, ella en el cuerpo de él consigue ser el héroe del partido y ser el orgullo de su padre. Mientras, él decide que es buena idea poner rap en la reunión porque es el lenguaje de la calle, bro.

Q: Tras un éxito abrumador en sus respectivos desafíos, ella se ve totalmente traicionada cuando la ex-novia de él decide volver, quizá atraída por el gran partido que ha jugado. Su promesa de ir al baile juntos se ve amenazada, y ella se recluye en casa con su madre insufrible y su padre sabio pero silencioso. Finalmente, con un vestido que el padre le roba a Britney Spears (o algo así), la joven hace una entrada fulgurante en la fiesta, se besan, se casan, y tienen niños. FIN. Ahora los aspectos técnicos, si es que tiene de eso...

J: ¿Puedo hablar del elefante en la habitación, puedo? Porfaaaaaaa.

A: ¿QUÉ ELEFANTE? Yo quiero hablar de que la película le gusta desnudar a la gente.

J: Bueno, en realidad, veo dos elefantes yo. El primero es el hecho de que el señor protagonista tenía que estar encerrado en prisión HACE MUCHO. Quiero decir, no es que sea un chaval un tanto machista, como su colega afroamerikanski, es que es un tipo al que una buena idea de venganza le parece utilizar el cuerpo poseído de su vecino para acostarse con cualquiera, y un buen rato cree que es disfrutar de la vista de sus compañeras de instituto desnudas en las duchas. Es un ser terrible. Luego, por otra parte, tenemos que el guión es una basura, en la que absolutamente todas y cada una de las situaciones son predecibles (y muchas hechas en otras obras ya. ¿Hola, escena de entrevistador de Yale bailando rap sacada de El Príncipe de Bel-Air?), pero tampoco sé cuán fácil es hacer algo original con una premisa tan… tan… tan qué, decídmelo vosotros.

A: De hecho, ya hay una película similar de Rob Schneider y Rachel McAdams. Y sale Adam Sandler tocando el banjo.

J: Es más, me atrevo a decir que esto es un subgénero al completo ya. La premisa “pareja divertida por ser polos opuestos” en la que el uno acaba en el cuerpo del otro está trilladísima ya: chico y chica, hombre adulto y niño… Etc. Etc.

A: Ya que has mencionado al amigo negro, contaremos su subtrama con su novia que es básicamente que le pone los cuernos a ella, y finalmente él decide imitar a James Bond y acaba desnudo mientras ella conduce al baile con su esmoquin. A él solo le queda taparse con unos globos que explotan ante la atenta mirada de un personaje homosexual. También deciden que romperle el vestido a la reina del baile para que se le vean las bragas es gracioso.

Q: Por lo general la historia es una especie de homenaje a Romeo y Julieta, o supongo que eso pretendían los creadores con tanta alusión a Shakespeare. Aquí el conflicto familiar letal se sustituye por que la madre de ella es muy petulante y ya está. Así que lo que nos queda es una historia de amor estereotípica y ofensiva en la que no hay ni un personaje que merezca la pena. Las escenas que pretendían ser emotivas, como aquella en que la novia del negro confiesa que admira a la chica porque se la refanfinfla lo que piensen los demás, acaban siendo patéticos intentos de sentimentalismo que fracasan porque ninguno de los personajes es lo suficientemente agradable como para sentirse identificado con ellos. Hemos visto la película en doblaje latino, pero no creo que haya afectado a la calidad en demasía; si acaso la ha mejorado. Es un truño, he dicho.

J: Long story short: sí, es un truño. Ofensivo, además, como dices, sin disimular trazas machistas y homófobas aquí y allá. Sentimentaloide, cutre… Vamos, la típica comedia adolescente estadounidense. Pero mal hecha, porque no se salvan ni el guión, ni las actuaciones ni… Ni nada. La música, si tal, si no estuviera metida con calzador.

Q: Habrá que ir cerrando pues.

A: Se os ha olvidado comentar las actuaciones. Que está Sharon Osbourne haciendo de madre.

Q: El papel de su carrera, aunque desconozco si ha habido otro. Bueno, si os gustan las comedias románticas de cambio de cuerpos, esta película os fascinará. Si no, igual también. Es mala en prácticamente todos los aspectos posibles.

J: No solo mala: en la mayoría de ellos, es peor. Y por mí, quemamos esto y olvidamos que lo hemos visto ya. ¿Algo que añadir?

A: Qué también hace chistes de señoras gordas desnudas y poetas maricones. Y que pongamos rap, motherfuckers, que es el alma de la calle y algo de hombres, el pop es para mujeres “britneys” lloricas. Bueno, ¿y por qué NADIE se da cuenta de que el quarterback está muy raro y que no va a entrenar mientras se pasa el día llorando, y que la otra mira de forma lasciva a las otras chicas?

J: No preguntes, Adri, no preguntes.

A: Pues tras esta pregunta al aire me despido.

J: Que esto muera en silencio. Buenas noches, y buena suerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...