lunes, 4 de julio de 2016

One Piece (1999- ???)


¡Buenas a todos! Como este blog está lleno de gente maja que me deja escribir sobre lo que yo quiera, hoy vengo a hablaros de unos de los mejores animes (y manga) EVERRRR. Antes de que os llevéis las manos a la cabeza y soltéis aquello de "Cuando termine, ya la veré" os quiero dejar algo claro: no hay mejor momento para unirse que ahora, porque no sabéis lo que se está cociendo, ¡POR ODA...!

Sí, sé que las cifras acojonan... Más de 800 capítulos de manga, 700 y pico que lleva el anime y 13 películas (contando la de este año) en 19 años de existencia, pero sólo os voy a poner un ejemplo: el mío propio. Yo NO quería ver este anime, no me llamaba para nada la atención y debido a que alguien que me conocía bien insistió e insistió en que lo viese porque me iba a gustar, hice la prueba... En 3 meses (literalmente) me puse al día y tuve que pasarme al manga para poder avanzar algo más...je...jeje...jejejejeje... Ahora bien, si no os importa, yo voy a centrarme en el anime que es lo que mejor conozco. Vamos a ello (prometo avisar cuando vaya a soltar spoilers, el resto del tiempo seré sutil).


Nos presentan una historia más o menos sencilla de primeras: seguimos las aventuras de un joven llamado Monkey D. Luffy en su camino por encontrar el mayor tesoro del mundo, el One Piece, para así convertirse en el Rey de los Piratas. En su recorrido, además de vencer enemigos, irá encontrando a los nakamas (compañeros) que conformarán su tripulación.

Simple, ¿verdad? Bien, pues la cosa se complica y esa es su gracia. Yo estoy convencida de que si el formato de esta historia fuese diferente, es decir, libros y películas o serie de acción real, sería tan conocida y seguida como El Señor de los Anillos, por ejemplo, lo malo es que a pesar del avance de los efectos visuales a día de hoy, algunos usuarios de la Akuma No Mi (fruta que da habilidades extraordinarias a quien la come) nos parecerían demasiado extraños en acción real. Y es que eso es lo bonito de la animación, sea cuál sea el tipo, que todo es creíble; pero eso nos lleva a una audiencia reducida ya que la gente tiene muchos reparos (prejuicios y tonterías en su mayoría) ante el anime y el manga...

(DANGER: ¿mini spoilers sutiles?) A veces, más que una serie de aventuras debería considerarse una de misterio. Las subtramas son tan potentes que gran parte del tiempo no recuerdas que estás ahí para ver cómo Luffy se convierte en el Rey de los Piratas, sino que te preguntas qué narices es el One Piece; cómo van a llegar a Raftel y dónde está (se supone que allí espera éste tesoro); qué ocurrió en el Siglo Vacío (100 años de historia de los cuáles nadie sabe nada excepto el Gobierno Central y los isleños de Ohara, pero OPS, da la casualidad de que mandaron que los mataran a todos, ¿qué cosas, eh? Seguro que no pasó nada grave en esos años...); qué significa la "D" en los nombres de varios personajes que casualmente siempre hacen algo determinante para la historia y quiénes pertenecían a esa civilización (conocida como enemiga natural de los dioses y de la que no se sabe NADA); de dónde vienen las Akuma No Mi o Frutas del Diablo... Pero recordad, se supone que es una tontería de historia que carece de interés y tal... (Fin de los mini spoilers sutiles)

En cuánto a la animación, como suele ser habitual, según han ido pasando los años ha ido mejorando. Es cierto que en alguna ocasión se podían haber esmerado un poquito más, pero vuelvo a lo mismo, la historia lo cura todo. Cada personaje, sea bueno o malo, es completamente diferente y tiene una historia detrás. Los hay que pueden parecer insignificantes y más adelante te los volverás a encontrar y cada vez te aportarán algo nuevo a la trama; igual que los hay que odiarás con toda tu alma (Akainu) y otros que adorarás (Ace).

Un aspecto que quiero destacar muchísimo es la banda sonora de esta serie (y las películas también). Tanto la música instrumental, como la de los opening, son increíbles casi todas (os podéis imaginar qué estoy escuchando de fondo mientras escribo esto...), aunque con la nueva, el opening 19, ñe... Buena animación, pero canción terrible...


Quizás el mayor problema al que se enfrenta esta serie es su longevidad. Según Oda, sólo le iba a llevar cinco años completar la historia y, como he dicho antes, ya van 19. Aún así es una de las series más seguidas en Japón (cuenta con un parque temático allí) y en muchos otros países, pero en España se dejó de emitir sobre el capítulo 200 y pico debido a la cantidad de personajes que aparecían y lo costoso de su doblaje. Por otro lado, la reciente cercanía entre manga y anime ha llevado a que en la serie el ritmo de la acción se haya ralentizado (tranquilos, sólo en los dos últimos arcos se hace más pesado), pidiendo a gritos un poco de relleno para dejar que el manga se aleje, porque esto no es Juego de Tronos y no vale que la serie adelante a la lectura (gracias a Dios).

Desde mi punto de vista y hasta el momento, la serie está divida en tres partes y así es como lo voy a situar para poder valorar la evolución de la serie:

1. Inicio - Post Water Seven: en esta parte está claro que el objetivo es ir presentando los personajes y dejar entrever parte de las subtramas tan potentes que hay detrás de la historia general. Conocemos a casi todos los Mugiwaras puesto que sólo faltaría Brook; y lo más importante: conocemos sus historias, de las cuáles yo destacaría sin duda las de Nami y Robin, puesto que aunque prácticamente todos los personajes han tenido un pasado TERRIBLE, el de ellas me parece de los más duros (junto a lo que conocemos del de Brook). Pero delimito esta parte de la historia por un solo motivo: ese capítulo 312 en el que te das cuenta de que de verdad te gusta la serie. Sin más.

NOTA: 6.5. Es el inicio, aún es muy "flojita", aunque Ennies Lobby renta mucho.


2. Water Seven - Timeskip: Creo que está clara la división pero daré una pista en mayúsculas: MARINEFORD. Aunque en esta "segunda parte" completamos la tripulación, sin duda, el foco de atención recae en los hechos ocurridos en Marineford... De los que no voy a hablar porque aún me duelen en mi kokoro (ósea, en mi corazoncito friki)... Pero hay que quedarse con la parte buena y es la consecuente evolución de todos los Mugiwara durante el timeskip. Por otro lado, cobran aún más fuerza las subtramas que tanto menciono gracias a Rayleigh en esta ocasión, un personaje que para muchos se nos ha quedado como Shanks 2.

NOTA: 8. Culpa de Shabondy y  Marineford. No le doy más porque está por ahí Thriller Bark y aunque mola, tampoco me mata en exceso.


3. Timeskip - Dressrosa: la entrada al Nuevo Mundo debía ser una parte nueva. Vemos a qué se enfrenta Luffy realmente ya que aunque nos presentan a un par de villanos antes de llegar a Dressrosa, la pelea con Doflamingo es la despedida a los Shichibukai puesto que nos adentramos en el terreno de los Yonkou o Cuatro Emperadores y eso, en el mundo de la piratería, son palabras mayores. Además, descubrimos los nuevos y brutales (en el mejor sentido de la palabra) "poderes" de los Sombrero de Paja, ¡dándote cuenta de que no llegamos a tener timeskip y Luffy no nos habría sobrevivido ni un maldito día en esas aguas!

NOTA: 7.5. Punk Hazard me gustó más que la isla Gyojin y la pelea contra Mingo ha estado genial pero... Se avecinan cosas mejores.


Dios mío, ¿habéis llegado hasta aquí? Me imaginaba que iba a ser larga, pero creo que me he pasado un poco y todo. Creo que todo aquel que se considere fan del anime, debería darle una oportunidad a One Piece y a los que no están muy metidos en este mundo, les invito a descubrirlo a lo grande. Y para echarnos unas risas finales... Un trailer honesto de la serie que, desde luego, tiene más razón que un santo con algunas cosas...

¡Ah! "Kaizoku ou ni ore wa naru"!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario