lunes, 20 de febrero de 2017

Lion (2017)


No soy de Calcuta. Soy un chico perdido.

Todos tenemos un sitio en el que nos sentimos íntimamente seguros. Siempre es confortante estar en un pueblo, una ciudad o simplemente un hogar donde estamos con los nuestros. Hay quienes lo tienen y no lo saben, y otros que lo han aprendido a través de la perdida y la ausencia.

De esto va la película nominada al Oscar Lion. Va de intentar volver a ese hogar, a ese núcleo familiar que echamos de menos por mucho que pasen los años. Va de regresar a las raíces, a la infancia y a rellenar el hueco que nos falta para seguir dando pasos hacia delante. El problema es que no se haga de la mejor forma.

 Saroo es un niño de la India que se duerme en un tren mientras espera a su hermano. Cuando despierta, ve que el tren se ha puesto en marcha y no puede salir. Llega a Calcuta pero está demasiado lejos de casa para volver y deambula solo por las calles. Sin embargo, lo que podía ser una historia de miseria se revierte y en un golpe de suerte acaba siendo adoptado en Australia. Años después, se obsesiona con la idea de encontrar a su familia y tratar de encontrar su lugar de nacimiento con ayuda de Google Earth.




La historia se divide entre dos mitades. Una es un melodrama a lo Slumdog Millonaire pero sin apenas interés cinematográficamente hablando. No hay nada que destaque en actuaciones, guión o de dirección. Es como ver un documental. Eso si, hay unos cuantos momentos duros como la escena en que la que el niño le espeta a la directora del centro que si de verdad ha buscado a su mama. Es más el silencio - en esta primera mitad juegan muy bien con ellos - y las miradas que la frase en si.

La cosa cambia con la segunda mitad. Aquí sí que hay dramatización. Demasiada ,de hecho. El director se empeña en poner flashback y escenas oníricas a lo Iñárritu. También tenemos unas muy buenas interpretaciones de Rooney Mara, Dev Patel – el protagonista de Slumdog Millonaire- y Nicole Kidman.

El gran problema que tengo con esta segunda parte es que no soporto al Saroo adulto. Me parece perfecta su intención de realizar su búsqueda pero no me gusta de la manera como se cuenta en la película. De repente, y sin venir a cuento, empieza a obsesionarse de forma malsana convirtiéndose en un capullo con todos lo que le rodean. Esa necesidad de volver a tus raíces es encerrarse en si mismo mientras mira en Gooogle Earth – evidentemente Google ha colaborado en la película –, preocupar a la madre que le crió, provocar un ataque a su hermano e ignorar a su novia. Porque su vida no tiene sentido ya, que ha recordado que es un hombre perdido mientras veía comida india.


 
No logro empatizar con su personaje. En muchos momentos me parece un capullo. La interpretación de Dev Patel me gusta pero no la veo nominable al Oscar. Rooney Mara demuestra que es una actriz muy a tener en cuenta. Nicole Kidman me ha sorprendido muy gratamente ya que en un par de escenas se come la película por completo. 
 
La dirección corre a cargo del australiano Garth Davis. En la primera mitad rueda todo como si fuera un documental y en la segunda como un telefilm que busca emocionar forzadamente. No hay nada visualmente destacable y narrativamente me rechinan esos flashback y escenas oníricas metidas sin sentido, la forma tan casual como ridícula en la que el protagonista descubre finalmente donde está su aldea o como el final intenta emocionarte de todas las formas rastreras posibles.



La obra se basa en una historia real basada en el libro que escribió el mismo Saroo A Long Way Home. El guión es adaptado por Luke Davies y tiene algún diálogo que funciona. Especialmente cuando Nicole Kidman confiesa porque adopta y no tiene sus hijos de forma biológica.

A mucha gente le ha hecho llorar, sentirse mejor humano y yo que sé. Yo es que a veces dudo que lo sea porque solo me conecto con los dramas como Manchester By The Sea donde uno se pega en un bar totalmente ebrio. Así que si son de lágrima fácil puede que piensen que Lion no es una película pretenciosa, que busca la lágrima fácil de forma rastrera y que tampoco tiene mucho más que ofrecer. Pero yo solo lloro con Michael Bay.
 
-------------------------------------------------

¿Tengo que ver esto?: Si eres fan de los dramas.

¿Cuál es el mejor momento?: La confesión del personaje de Nicole Kidman.

¿Dónde debería ver esto?: En el Ganges

Me ha gustado, ¿dónde hay más?:  Lion pierde todas las comparaciones con Slumdog Millonaire.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...